Rafaelillo destaca ante deslucidos 'adolfos'

  • El torero murciano dio una vuelta al ruedo tras petición de oreja · José Luis Moreno, ovacionado, y Ferrera, silenciado

GANADERÍA: Se lidiaron seis toros de Adolfo Martín, bien presentados, descastados, sosos y deslucidos. El único que se prestó algo más, el enrazado segundo, aún sin llegar a ser toro completo. TOREROS: José Luis Moreno, ovación y silencio. Rafael Rubio 'Rafaelillo', vuelta tras petición de oreja y silencio. Antonio Ferrera, silencio y silencio. Incidencias: Plaza de toros de Albacete. Tres cuartos de entrada en tarde soleada.

Una corrida deslucida de Adolfo Martín echó por tierra las posibilidades de triunfo de una terna, de la que sobresalió Rafael Rubio Rafaelillo con el toro de más opciones del envío, en una faena de actitud y firmeza. Moreno no tuvo opción con su peligroso primero, toro con muy malas ideas, siempre a la caza del hombre, con el que no tuvo más remedio que abreviar.

El cuarto tampoco fue gran cosa, paradote y muy soso, con el que lo intentó a base de querer mucho, incluso consiguiendo algún muletazo suelto a derechas de buen corte, pero poco más. Al final Moreno acabó embarullándose también, siendo desarmado en varias ocasiones.

Rafaelillo se las vio en primer lugar con un toro enrazado, nada fácil, con el que anduvo muy solvente y valiente. Supo el murciano buscarle las vueltas para conseguir un emocionante trasteo, que tuvo los momentos más importantes en el toreo al natural. Un pinchazo previo a la estocada le privó del apéndice, y tuvo que conformarse con una vuelta al ruedo.

Con el quinto ya no pudo ser. Toro sin ninguna codicia, muy agarrado al piso y remiso a embestir, con el que Rafaelillo no pasó de las probaturas.

Antonio Ferrera apenas interesó en la tarde. Ambos toros de su lote, apagados y de poca transmisión, no le permitieron nada. Algunos muletazos sueltos en dos labores sin compactar en Albacete.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios