Solitaria oreja para Ponce en El Puerto, donde Vega y El Fandi son ovacionados

Comentarios 1

GANADERÍA: Toros de La Palmosilla. TOREROS: Enrique Ponce, saludos y oreja tras aviso. David Fandila 'El Fandi', saludos tras petición y saludos. Salvador Vega, saludos tras petición con aviso y palmas tras dos avisos. Incidencias: Plaza de toros de El Puerto.

Enrique Ponce cortó la única oreja de la tarde. Fue en el cuarto, el mejor de la suelta, más que potable por el derecho y un Ponce inspirado, moviéndose por el escenario con muchísimas tablas, dueño de los espacios de la lidia al compás del pasodoble. Tanta parsimonia, tanto desmayo, tanto pulseo con la derecha y tanta muleta tersa -también tocó el toro los engaños en ocasiones- y esos torerísimos remates, convencieron a la plaza y al palco, a pesar del bajonazo final. En resumen, hubo fondo con derechazos de gran calidad, cuajo y mando; y también forma con un torero que supo vender su labor muy cara, poner el público en pie y agradecer a la banda su nada desdeñable colaboración. Con su primero poco pudo hacer Ponce, un toro noble pero flojo, justo de raza y que iba a media altura.

El Fandi fue todo afán y ganas: desde el recibo a su primero con una larga, lo bien que está manejando el capote con muy buenos quites y templando el lance, y los poderosos y formidables tercios de banderillas. Pero luego los toros no le duraron para la muleta y se le vinieron abajo, tanto su manejable primero como su segundo, que terminó rajándose.

La peor parte de la música sonó durante la labor de Salvador Vega: uno y dos avisos respectivamente. Muy firme en su primero Vega, ante un toro al que le faltaba romper hacia delante en un tranco largo y que se le venció por ambos pitones. Sin embargo fue el que peor mató en el sobrero, perdiendo una oreja, aunque con estos palcos nunca se sabe. Tras un desarme, con un toro brusco, se enfibró y armó y levantó una faena de creciente mérito, pero la espada...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios