Tobalo Vargas recibe el homenaje a toda una vida marcada por el toro

  • El primer diestro sanroqueño en tomar la alternativa ya cuenta con un busto en la plaza de toros de San Roque, un reconocimiento al que acuden muchos aficionados

Una de las mejores faenas de Tobalo Vargas la realizó ayer en el homenaje que el pueblo de San Roque y los aficionados al mundo del toro le ridió a este torero sanroqueño que siempre ha llevado a gala llevar el nombre del pueblo que le vio nacer.

Y digo mejor faena porque Tobalo Vargas templó a la hora de agradecer al público y a todos los que hicieron posible que este torero disfrute desde ayer de un bonito busto en los aledaños de la coqueta plaza de toros de San Roque.

Vargas demostró una vez más su humildad y saber estar y agradeció en varias ocasiones el homenaje de su pueblo, siempre con su sonrisa de hombre bueno y sincero. "Es algo que no merezco y que sin duda me hace estar aún más en deuda con mi pueblo. La alegría es mayor, porque recibir este homenaje en vida es más bonito y se disfruta más. Ha sido uno de los días más felices de mi vida", apuntó el diestro.

El acto se desarrolló con puntualidad taurina y en él intervino el matador de toros Miguel Ramos Miguelete, promotor principal del homenaje, quien destacó las virtudes de Tobalo Vargas y cómo se desarrolló la idea del busto. "Tobalo ha sido un torero y es una persona humilde, gran amigo de sus amigos y una excelente persona, estas virtudes le han hecho merecedor de este homenaje", apuntó.

A las palabras de Miguelete, continuaron las de Andres Ruano, torero de plata y otro de los promotores del homenaje.

El descubrimiento del busto lo realizó el propio Tobalo Vargas junto a Luis Parra Jerezano, el diestro que fue su padrino de alternativa. Un busto realizado por el artista linense Nacho Falgueras que tiene en su peana la inscripción: "A Cristóbal Cuenca Ruiz, Tobalo Vargas. Matador de toros. En reconocimiento por haber sido el primer torero de alternativa que ha dado la ciudad de San Roque. Nacido el 8 de marzo de 1948".

A finalizar el acto fueron muchos los asistentes que se hicieron una fotografía con el galardonado. Y como en las grandes tardes, todo finalizó sacando a Tobalo Vargas a hombros por sus compañeros. Un gesto bonito y de un triunfador como torero y como persona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios