Triunfo de Salvador Cortés, Ángel Teruel y Conchi Ríos

  • El matador de toros sevillano y el madrileño consiguen un trofeo de cada uno de sus toros en Ricote · La novillera murciana corta dos orejas a su primer astado

GANADERÍA: Se lidiaron cuatro toros y dos novillos de la ganadería sevillana de Luis Algarra, que dieron un juego desigual. TOREROS: Salvador Cortés, oreja y oreja. Ángel Teruel, oreja y oreja. Conchi Ríos, dos orejas y silencio. Incidencias: Plaza de toros de Ricote. Primera corrida de la temporada en la región de Murcia. Durante la lidia del cuarto de la tarde fue atendido en la UCI móvil el banderillero Pedro José Mariscal, que sufrió un varetazo en el pecho al derrotar el astado en el burladero y golpear al subalterno. Su pronóstico es reservado, pendiente de estudio radiológico.

La temporada española ha comenzado bien, con los tres espadas cosechando el triunfo en Ricote, en una función que supuso la primera corrida de la temporada en la región de Murcia.

Abrió el marcador y el curso el sevillano Salvador Cortés, que logró cortar una oreja en el primero y luego cortaría otra en el cuarto, al igual que Ángel Teruel en su respectivo lote. Por su parte, la novillera Conchi Ríos cortó dos orejas en su primer novillo asegurándose de esta manera la puerta grande, aunque los tres, sorprendentemente, salieron por su propio pie de la plaza y no en hombros, como era de esperar.

La novillera cortó dos orejas a un buen novillo de Luis Algarra que le permitió lucirse. La faena se basó en el pitón derecho por donde Conchi Ríos sacó el mayor partido al astado. El último novillo tuvo mucha transmisión y Conchi Ríos toreó aprovechando la buena embestida del animal en una faena de mucha emotividad. Luego tardó en darle muerte, por lo que tras varios pinchazos su labor fue silenciada.

El primer toro de Luis Algarra tuvo mucha calidad y permitió a Salvador Cortés expresarse con momentos de brío. El cuarto de la tarde fue un toro desrazado con el que Cortés se mostró voluntarioso y a base de tesón consiguió otro premio.

Ángel Teruel pudo realizar una primera parte de faena al segundo de la tarde con gusto con dos buenas series por el pitón derecho. A partir de ese momento el toro desarrolló sentido y no dio más opciones al torero. Ante el quinto, un toro deslucido, Teruel mostró buena predisposición y alargó la faena hasta obtener otra oreja que le aseguró la puerta grande.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios