Uceda Leal, por una faena con gusto, consigue el único trofeo en Jaén

GANADERÍA: Toros de Rocío de la Cámara (primero y quinto), Mari Carmen Camacho (segundo y cuarto) y dos de Torreherberos (tercero y sexto), de presentación y juego desigual. TOREROS: Vicente Barrera, silencio y oreja. José Ignacio Uceda Leal, oreja y ovación. César Jiménez, ovación con saludos y ovación con saludos. Incidencias: Plaza de toros de Jaén. Un cuarto de entrada.

Una faena de gusto, personalidad y destellos toreros le sirvió a Uceda Leal para cortar una oreja en Jaén, en una corrida en la que salieron cuatro toros de otras tantas ganaderías diferentes. Lío de corrales, por tanto, que se transformó en un encierro muy desigual de hechuras y que no terminó de romper. Lo mejor, por tanto, llegó de manos del matador de toros madrileño con el segundo, un remiendo de Mari Carmen Camacho, noble pero falto de raza y muy a menos. Uceda lo cuidó con el capote y con la muleta, dejando buenos naturales de mucho temple, además de remates por bajo, trincherazos y molinetes. Con la espada, volvió a matar de manera espectacular, cortando una merecida oreja.

Otra oreja pudo pasear César Jiménez del tercero, un sobrero de Torreherberos de juego manejable con el que madrileño realizó una faena que tuvo un buen comienzo por el pitón derecho, pero que poco a poco se fue diluyendo. Con la espada, César no anduvo acertado y todo quedó en una ovación.

Completó cartel Vicente Barrera, que no terminó de confiarse con un primer animal manso y de muy pocas opciones. En el otro pudo perder premio al pinchar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios