Vega triunfa y salva la tarde

  • Firma su mejor tarde en La Malagueta desde hace mucho tiempo tras dos buenas faenas · Uceda Leal, muy certero siempre con la espada, no estuvo bien · Curro Díaz puso más voluntad que otra cosa

GANADERÍA: Se han lidiado cuatro toros -del primero al cuarto- del hierro madrileño de Montealto y dos de El Torero, que completaron el festejo. Los de Montealto estuvieron muy justos de presencia; mejor armados primero y segundo; pobrísimos de cara tercero y cuarto. El quinto y el sexto, con cuajo, muy descarados y astifinos. El primero humilló; el segundo sacó poca raza; el tercero metió bien la cara y fue largo; el cuarto, muy justito de fuerza y manso, se defendió; el quinto sacó complicaciones y estuvo muy mal lidiado y el sexto no tuvo clase ni transmisión. El primer toro fue aplaudido en el arrastre. TOREROS: Uceda Leal, de corinto y oro. Dos pinchazos con el toro humillado y una estocada perpendicular (saludos). Un pinchazo y una estocada caída (silencio). Curro Díaz, de verde botella y oro. Dos pinchazos y una estocada caída con tendencia (silencio). Tres pinchazos y una estocada desprendida (saludos). Salvador Vega, de blanco y oro. Estocada entera ejecutada en los medios (una oreja). Estocada entera entrando muy derecho, dos descabellos, un aviso (una oreja). Incidencias: Tarde de excelente temperatura. La plaza registró una entrada próxima a la mitad de su aforo. Las cuadrillas, en líneas generales, anduvieron medrosas y sin sitio toda la tarde, protagonizando unos segundos tercios para olvidar. El quinto de la tarde cogió al banderillero Pedro Muriel contra las tablas, porque el diestro a la salida de un par, no acertó a saltar. Pasó a la enfermería donde fue atendido de una cornada superficial en el muslo derecho.

Uceda Leal, excelente intérprete de la suerte suprema, no ha estado bien hoy en La Malagueta con los aceros, necesitando hasta de cinco intervenciones para despenar a sus enemigos. Trazó bien la verónica en el toro que abría plaza, sobre todo por el pitón izquierdo y luego con la muleta, protagonizó un magnífico comienzo de faena toreando por bajo. El toro tenía la gran virtud de humillar, pero embistió encastado y había que poderle, circunstancia en la que no siempre acertó el madrileño. Consiguió hacerse con el toro en una primera serie con la izquierda, pero las siguientes bajaron de tono. Remató la faena sobre la mano diestra con trazo aceptable. El cuarto, mal picado y peor banderilleado esperó y se defendió justito de fuerzas. Sacó la cabeza por encima de los engaños en los remates y los intentos con la mano izquierda ni fueron aceptados por el manso, ni el espada logró cuajarlos.

Galopó en el capote el segundo y el diestro Curro Díaz lo recibió con verónicas de trazo desigual. Toro con poca raza, media arrancada y ninguna clase. Intentos sobre la derecha, lógicamente sin brillo. El quinto, manso de solemnidad, se refugió en las tablas y Curro protagonizó una faena innecesariamente larga, hecha de medios muletazos sobre la mano izquierda, suertes que en buena medida terminaron en enganchones y desarmes. Más voluntad que otra cosa.

El espada malagueño Salvador Vega ha sido el triunfador de la tarde, cortando una oreja a cada uno de sus enemigos. Hizo con gusto la verónica en el recibo del tercero y luego se dobló por bajo con un toro que metía bien la cara y que tenía un viaje largo. El tercer espada hizo bien la suerte sobre la mano derechacon muletazos templados, con pellizco. Luego, el toro fue a menos y los muletazos no tuvieron el adecuado remate. El toro duró muy poco. Sin duda, ha sido la mejor tarde de Salvador Vega en el coso de La Malagueta desde hace mucho tiempo. Pese a que el sexto toro tenía media arrancada, consiguió prolongar la embestida sobre la mano diestra. Toro sin clase ni transmisión y faena de corte muy decidido, firme, se la jugó Vega, de entre la que cabe destacar algún muletazo de buen trazo. Terminó la feria con el triunfo de uno de los espadas que hay que tener en cuenta de nuevo. Feria malagueña en la que como en botica, hubo absolutamente de todo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios