"Vuelvo a mi profesión con seriedad, ilusión y mucho respeto"

  • Martín Pareja Obregón explica las razones y el planteamiento de su reaparición

El matador de toros retirado Martín Pareja Obregón, explicó ayer en una rueda de prensa, celebrada en el Hotel Colón de Sevilla, los motivos de su reaparición, así como el planteamiento para su carrera, en cuya nueva etapa será apoderado por José Luis Cazalla.

Martín Pareja Obregón (Sevilla, 1964) afirmó: "Vuelvo a mi profesión con seriedad, ilusión y mucho respeto". En éste sentido quiso dejar patente que se desliga de la imagen popular que ha mantenido en los últimos años en televisión y señaló: "El mundo del toro es lo más grande del mundo. Yo he nacido torero y vuelvo con el chip cambiado. Vuelvo con José Luis Cazalla, que es un apoderado con carisma, al que respeta todo el mundo. Necesitaba una persona que lleve mi carrera con dignidad". El diestro también añadió que el próximo período de su trayectoria lo asume con "responsabilidad, humildad, cariño y respeto hacia el mundo del toro".

El torero, que tomó la alternativa el 31 de marzo de 1991 de manos de Curro Romero en la Maestranza, donde sumó una veintena de festejos, con varios éxitos y donde se encerró en solitario en una ocasión, explicó que uno de sus objetivos fundamentales es la confirmación: "Un año no llegué a un acuerdo por razones económicas, otro por la ganadería y otro porque no tuve oportunidad. El caso es que me di cuenta de que una de mis ilusiones era haber confirmado en Madrid, una plaza que reconoce a los toreros artistas. Y otro de mis objetivos es volver a pisar mi albero, mi Maestranza, porque Sevilla es todo. Me gustaría el año que viene venir". El matador de toros, que se retiró hace una década, ha continuado toreando durante este período numerosos festivales -el año pasado sumó 8- y se está preparando a fondo físicamente, hasta el punto de que "he perdido dos kilos en un mes".

El planteamiento para 2009 supondrá una toma de contacto con el toro, intentando sumar el mayor número de festejos posibles para "realizar el año que viene una temporada más amplia" e incluso apostar "durante tres o cuatro años para ver cómo ruedan las cosas". El espada sevillano, con los pies en el suelo, no quiso echar las campanas al vuelo en ningún momento, señalando que "hay una baraja impresionante de toreros que se arriman como tejones. Por eso pido que me respeten los toros y dar un juego digno delante de todos los públicos".

Por su parte, José Luis Cazalla, avanzó que "las pretensiones no serán torear 40 ni 50 corridas y menos con la crisis que hay. Pero sí tengo ya apalabrados varios festivales, como uno en Cazalla de la Sierra, a comienzos de marzo y en cuanto a la reaparición vestido de luces estamos a punto de cerrarla con los empresarios para que tenga lugar el Sábado de Gloria en la plaza de Cabra, donde alternaría con Javier Conde y Uceda Leal, con toros de Arauz de Robles".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios