A los 40 años de la alternativa de Fernando Heredia Romero

  • El matador de toros portuense ha dedicado su carrera fundamentalmente al apoderamiento

Hace 40 años el verano taurino portuense continuaba en agosto. Abría el mes grande con una corrida de toros de Campos Peña el día 3. Volvemos la vista atrás.

En ese mes de agosto había cinco corridas de toros cuya base eran a dos tardes Curro Romero, Rafael de Paula y Galloso y había nombres como los de Camino, Limeño, Paquirri, Alcalde o Ruiz Miguel. Además había dos alternativas: la de Gabriel Puerta y la de un portuense ribereño: Fernando Heredia Romero, que la tomaba en ese primer festejo del 3.

El Paquiro de Chiclana de la Frontera, Juan Montiel de Sanlúcar y Heredia, el cartel local que nunca faltaba y cuya ausencia desespera hoy a los toreros de la tierra. Fernando recibió el grado con un toro que lucía respetables pitones, ya se sabe en estos casos. Pero el portuense tenía sus armas toreras: esa lidia viril, la quietud y las plantas firmes en la arena, para una labor completa por ambos pitones y una corta sin puntilla, cortando dos orejas.

Su otro toro, ya se sabe, largo como un tren y con puntas como puñales según la crónicas de la época que leemos en "Un día de toros" de José Manuel Rojas, fue un animal con sentido y peligroso, que derrotaba por los dos lados. El portuense logró muletazos a base de mucho exponer.

Fue la primera salida a hombros de matador de Heredia Romero. Pero -las cosas de la fiesta- aunque triunfo en El Puerto y dio la cara, no volvió hasta tres años después, en 1978, un 23 de julio con Currillo y Limeño ante toros de Bohórquez tuvo una gran actuación, reposado y con sitio, pero la espada en su primero dejó la cosa en vuelta al ruedo. Su segundo fue el garbanzo negro del envío y fue ovacionado.

Pasó menos tiempo para que lo repitieran y en mayo de 1979 torea en la Plaza Real una de Camacho, fuerte, su primero fue el más dificultoso de la corrida y a su segundo le cortó la oreja tras una buena faena. Fue el histórico cartel de tres toreros portuenses, con Galloso y Curro Luque.

Volvió a El Puerto al festival en homenaje a Curro Luque el 29 de marzo de 1980, que a punto estuvo de quedarse fuera, cortando una oreja.

Había debutado en la Plaza Real en una fiesta en 1962, de niño, con una vaquilla. En 1967 toreó dos sin caballos y en 1972, con caballos cambió la puerta grande por una cornada grave. Lo repitieron en agosto ese año pero venía de sufrir una luxación en Madrid muy mermado: los novilleros no mandan partes.

Desde el festival de Curro Luque compagina trabajo y asuntos taurinos en España y América, siendo apoderado de toreros como Reyes Mendoza, Víctor Manuel, Juan Contreras, Fran Gómez y otros muchos, además de su hijos Francisco y José Antonio. Colaboró con la empresa Serolo en El Puerto. Hoy Fernando Heredia Romero se recupera de un accidente vascular. Salud y feliz aniversario matador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios