"Son carteles rematados, para no dar opción al abonado a que no venga"

  • Ramón Valencia, junto a Eduardo Canorea, indica en rueda de prensa que dentro de la programación de la temporada sevillana "hay doce carteles redondos", en los que se anuncian las máximas figuras

La empresa Pagés, con ausencia de representantes de la Maestranza y de la delegada de Gobierno, quienes habitualmente comparten la presidencia del acto, ofreció ayer una rueda de prensa para presentar oficialmente los carteles de la temporada taurina en la plaza de Sevilla durante 2010.

A las combinaciones de la Feria de Abril, San Miguel y Corrida del Corpus, los gestores Eduardo Canorea y Ramón Valencia añadieron el resto de la programación del abono, compuesto por 29 festejos (19 corridas de toros, 2 de rejones y 8 novilladas) y que cuenta con cinco toreros como pilares: Morante, Manzanares, Perera, El Cid y Luque, quienes sumarán cada uno cuatro actuaciones.

Canorea aludió a que "la criatura nos gusta", ya que en las corridas de toros se enfrentan las máximas figuras" y además no caen en la repetición, "a no ser Morante y Manzanares, que están el Domingo de Resurrección y en San Miguel".

Valencia consideraba que son "unos carteles rematados, para no dar opción al abonado a que no venga". En este sentido, el empresario indicó que hay "doce carteles redondos". Dentro de la temporada, la Feria de San Miguel cuenta con una novedad y es la aportación de una novillada a las dos corridas de toros septembrinas. Este festejo contará con los triunfadores de las novilladas del abono. En los aspectos de aforo y económico, Valencia explicó que la reforma que se ha realizado en el graderío de la Maestranza, con la finalidad de aumentar la seguridad y la comodidad, ha supuesto una reducción de "casi 2.000 localidades", por lo que no se descarta que en un futuro se amplíe el aforo. Asimismo indicó que el precio de los abonos de los nuevos tendidos altos pares tendrán el mismo tratamiento que el de los impares y que la subida en grada de sol es de 3 euros.

En cuanto a las ausencias se comentó la de José Tomás, a lo que Canorea remitió al comunicado de la empresa Pagés en el que sin dar cifras, explicaba que la causa era el desacuerdo económico. Ni el apoderado de José Tomás, Salvador Boix, ni los representantes de la empresa, han llegado a dar datos de los honorarios que solicitaba el torero de Galapagar.

La temporada comenzará el Domingo de Resurrección, 5 de abril, y se cerrará el 26 de septiembre. Fuera de abono y lógicamente sin cartel todavía, el cierre de la temporada sevillana tendrá lugar el 12 de octubre, en otra corrida tradicional, cuyos beneficios se destinan a la Cruz Roja.

Los organizadores destacaron que, como ha sucedido en los últimos años, las corridas del ciclo abrileño, a excepción del Domingo de Resurrección, se televisarán por Digital Plus, que tiene firmados derechos hasta 2012.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios