La empresa Pagés cree que "no hay manera de reducir más costes"

  • "Si quiere venir viene, pero si va a cantar la canción 'Quiero la recaudación', que se vaya a Senegal", han dicho los gerentes de la empresa que gestiona la Maestranza sobre José Tomás.

Comentarios 2

Eduardo Canorea y Ramón Valencia, gerentes de la empresa Pagés que gestiona la plaza de la Maestranza de Sevilla, han asegurado este miércoles que están "bordeando la línea de los mínimos que puede dar la plaza", a lo que se suma el hecho de que "no hay manera de reducir los costes".

En una rueda de prensa para valorar el estado de la fiesta de los toros y las circunstancias económicas y organizativas particulares del espectáculo en el coso del Baratillo, los empresarios han descartado un nuevo escenario de recortes "espectáculo arriba o abajo". Canorea ha señalado que es imposible reducir los costes, entre otros motivos, porque "los toreros no están por la labor", y ha precisado que, "si los factores de producción no quieren bajar, no hay forma de reducir el precio unitario". Ha precisado que "la otra respuesta es reducir el número de espectáculos" reconociendo que en Sevilla se ha llegado al tope posible, "porque no podemos reducir ni los costos, el número o la calidad de los espectáculos".

También se ha referido a la ausencia de las cámaras de televisión en 2013 para precisar que se debió a la falta de un acuerdo económico. "La oferta televisiva era a la baja y no podíamos bajar el precio de las retransmisiones. La televisión es una: Canal Plus. Si este año hay acuerdo, habrá televisión. Si no, no la habrá tampoco", ha explicado Canorea.

Sobre la relación de los empresarios con los toreros, Canorea se ha preguntado si se puede sentar "a hablar seriamente con los toreros", cuando el que se tiene enfrente es Juan Diego, El Fundi y Gómez Escorial, los representantes elegidos recientemente en la Unión de Matadores. "No puedo llegar a un acuerdo con gente que no se juega nada ya. ¿Dónde está Manzanares? ¿Dónde está Julián López, Morante, Talavante, Perera?", se ha preguntado el empresario.

Canorea también se ha referido al principal ausente de los últimos años, el diestro madrileño José Tomás, para señalar que "Sevilla tiene cabida para cualquier torero que quiera venir. El que no ha querido, como José Tomás, no ha venido. Y cuando no ha venido un torero tampoco ha habido una debacle, pero de algún modo se le ha restado al abonado la posibilidad de ver lo que quería ver". Ha recordado que "el abonado paga muy buenos doblones para ver lo mejor que hay, y aquí hay espacio para que lo haya. Si la cuenta de resultados lo permite, esta empresa no va a dejar de intentarlo. Nuestro propósito no es dejar a nadie en el camino si de verdad quiere venir". Canorea ha remachado que José Tomás "presume y demuestra que cada corrida es un acontecimiento. Cualquier día le vale, y la tele ya no es excusa. Seguramente, tal y como van las cosas, tampoco lo será este año. Si quiere venir viene pero si va a cantar la canción Quiero la recaudación, que se vaya a Senegal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios