El encierro se salda con un herido, que recibió dos puntazos de pronóstico leve

  • Los toros propiciaron una carrera rápida, limpia y bonita, con pocos percances e incidentes

En el encierro de la ganadería de El Tajo y la Reina, rápido, limpio y bonito, con muchos corredores, la peor parte se la llevó un australiano de 27 años, identificado como T.L.O., quien sufrió una herida por asta de toro con dos puntazos, de pronóstico leve.

El joven fue intervenido en la enfermería de la plaza de toros de Pamplona de un puntazo de 8 centímetros que le afecta a la región inguinal izquierda y otro de 12 centímetros en la cara posterior de muslo, según el parte médico, que recoge que su pronóstico es leve salvo complicaciones.

El herido fue trasladado al Complejo Hospitalario de Navarra, donde también ha sido atendido el pamplonés M.A.M., de 19 años, quien ha sufrido un traumatismo costal de pronóstico reservado en el tramo de Santo Domingo.

Otro de los heridos del encierro, N.N.O. de 36 años, portugués residente en Francia, fue dado de alta tras ser atendido de una policontusión leve que sufrió en el tramo de Santo Domingo.

Permanecen ingresados dos de los once heridos del encierro del pasado martes, entre ellos el estadounidense M.W.O., de 38 años, quien fue alcanzado por un astado en la cuesta de Santo Domingo. Presenta una herida por asta de toro a nivel axilar derecho, con trayectoria descendente hasta raíz de brazo, sin afectación vasculo-nerviosa. La herida no penetra en la cavidad torácica y su pronóstico es menos grave.

Asimismo sigue ingresado R.H.O., de 25 años, de Tempe, Arizona (Estados Unidos), que sufre una fractura seno maxilar derecho y de pared inferolateral de órbita ocular. Su pronóstico es grave.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios