Toros

Un proceso anémico empeora el estado de Luis Mariscal

  • El banderillero recibió ayer otra transfusión de sangre y se encuentra más decaído

El banderillero Luis Mariscal se recupera lentamente de la gravísima cornada que sufrió el pasado domingo en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, donde un toro de Peñajara le corneó el muslo izquierdo cuando el torero prendía un par de banderillas. Tras una operación que duró cinco horas, fue ingresado en la UCI de la clínica Sagrado Corazón, donde continúa internado. Pese a que la evolución de las heridas es positiva, un proceso anémico ha empeorado su estado.

Salvador Cortés, hermano del torero -que se anuncia artísticamente con el apellido materno- y matador de toros a cuyas órdenes actuaba el banderillero, explicaba a Huelva Información, a última hora de la tarde: "Ahora estamos algo más preocupados. Los doctores nos han dicho que tiene anemia. Y Luis se encuentra más decaído. Acaban de ponerle una transfusión de sangre y no tiene ganas de hablar. Le he encontrado peor de ánimo. Únicamente me ha dicho que le cuesta abrir los ojos y que está muy agotado y muy cansado. El doctor Font nos ha comentado que le han quitado dos drenajes y que la circulación de la pierna va bien".

Sobre las previsiones médicas, Salvador Cortés afirma: "Los doctores nos dicen que todo esto entra dentro de lo normal. La cornada fue muy dura, ha perdido mucha sangre y es lógico que se encuentre sin fuerzas. Nos advierten que el proceso será muy largo y que tendrá muchos altibajos. Pero mientras esté en la UCI, controlado, estaremos algo más tranquilos". Y señala que lo están pasando muy mal "su mujer y mis padres. A mi madre la he visto como se le saltaban las lágrimas, al verle tan débil".

Según el parte facultativo, que facilitó el doctor Octavio Mulet, tras la intervención quirúrgica, el torero presentaba en su muslo izquierdo, con cinco trayectorias; una de 25 centímetros, saliendo por debajo de la ingle; otra de 20 centímetros, que rompe el músculo sartorio, vasto interno del cuádriceps y fibras del biceps femoral llegando hasta el fémur; otra que rompe la arteria femoral superficial y vena femoral a nivel del anillo de Hunter; otra hacia atrás de 10 centímetros y otra de 15 centímetros que sale por la cara lateral externa del muslo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios