Del valor y del temple

  • Los maestros Diego Puerta y Santiago Martín 'El Viti' protagonizan un coloquio en Caja Rural del Sur, organizado por la Casa de Castilla y León en Sevilla

Los veteranos maestros Diego Puerta y Santiago Martín El Viti colocaron el cartel de No hay billetes, como en sus tiempos, en un c oloquio que protagonizaron en la sede de la Caja Rural del Sur de Sevilla, en un acto organizado por la Casa de Castilla y León. Miguel Báez Litri, anunciado, no pudo asistir. En el coloquio, moderado por José Luis López, intervinieron también el ganadero José Luis García Palacios, presidente de la citada entidad financiera; Jesús Rodríguez de Moya, como apoderado, y el presidente de la entidad castellanoleonesa, José Colinas.

Diego Puerta (Sevilla, 1941), quien entre sus grandes éxitos en la Maestranza se encuentran la faena en 1960 al toro Escobero, de Miura -al que cortó dos orejas que le llevaron a la enfermería- y otra magnífica a un toro de Marqués de Domecq, en 1968, al que cortó un rabo, llegó a remontarse a sus primeros años como incipiente torero, cuando era prácticamente un niño. El diestro sevillano afirmó: "Se hablaba del maestro Pepe Luis Vázquez, que había salido de San Bernardo, y yo también me hice toreando en el matadero, donde trabajaba mi padre".

Santiago Martín El Viti (Vitigudino, Salamanca, 1938) aludió a lo que le costó entrar en la afición sevillana, hasta que el 20 de abril de 1966 cosechó uno de los grandes éxitos de su carrera en la Maestranza. El diestro salmantino señaló que en la plaza sevillana, "en los primeros años no me justificaba y quise morirme". Y destacó que entre las personas que más le animaron a la conquista del coso sevillano se encontraba "Diodoro Canorea, quien siempre me alentó y me decía que tenía fe en que armaría algún día un lío".

José Luis García Palacios destacó que en su función como ganadero fue decisivo Manuel Benítez El Cordobés en el asesoramiento para la compra de una finca adecuada para criar toros bravos. Luego, se hizo con las ganaderías Concha y Sierra y Albarreal. García Palacios se lamentó que "las figuras se equivocan" al no querer anunciarse con Concha y Sierra y que "con Albarreal -una ganadería en construcción- hemos acertado posiblemente".

Por su parte, el apoderado Jesús Rodríguez de Moya, representante del novillero camero Esaú Fernández, aludió a las dificultades en la organización de novilladas y el escaso o nulo dinero que le queda a los toreros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios