La máscara reina en Cádiz

  • El mes de febrero es el de la fiesta por antonomasia en Cádiz

Desde el 12 al 22 de febrero los barrios del casco histórico, y especialmente La Viña, acaparan la mayor parte de la fiesta del carnaval en Cádiz, declarada oficialmente de interés turístico internacional. Cabalgatas, tablaos, actos gastronómicos, etcétera, es difícil definir el carnaval y aún más en Cádiz. Aunque oficialmente el carnaval empieza el día 12 de febrero, la ciudad ya está entregada a la fiesta desde antes. Tampoco el final real de la fiesta coincide con el oficial, ya que aunque el 22 de febrero es domingo de piñata y un castillo de fuegos artificiales dice adiós a la fiesta, el fin de semana siguiente tiene lugar el "carnaval chiquito" o "carnaval de los jartibles", para los que todavía quieren más.

Primero llegan las degustaciones gastronómicas y el comienzo del concurso de agrupaciones de Carnaval -cuartetos, chirigotas, comparsas y coros- que concluye el día 13 de febrero, con la Final en el Gran Teatro Falla. Un concurso que repasa con coplas y actuaciones sobre el escenario -y después en la calle- la actualidad gaditana, andaluza, española y mundial, en clave de humor. Nadie se libra del ingenio y la ironía de los letristas del Carnaval de Cádiz. Y si le gustan, a lo largo del año puede volver a Cádiz a conocer personalmente a sus autores a través de www.carnavalea.es.

El sábado 14 de febrero es el pregón del carnaval en la plaza de San Antonio, en un acto multitudinario. Una noche en la que la ciudad multiplica su población. La única regla es venir disfrazado de lo que sea y con ganas de pasárselo bien. Sin lujos, con lo primero que se encuentre a mano. Porque este no es el carnaval del glamour, sino el de las ganas de reírse hasta de uno mismo y de bailar en la carpa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios