El romanticismo del paisaje

  • Nada mejor para celebrar San Valentín que regalarnos tiempo para nosotros mismos en un ambiente cuidado como el de los Hoteles Villas de Andalucía

Cada vez que febrero se acerca a su mitad, empiezan a dibujarse corazones por las calles. Cada año se espera al 14 de febrero para celebrarlo con nuestra pareja. Este año la coincidencia con el fin de semana puede facilitar una pequeña escapada lejos del ruido de la vida cotidiana. Pocos destinos tan románticos como Andalucía, lejos de la empalagosa parafernalia pretendidamente romántica con la que se envuelve San Valentín, porque no hay nada que remueva más al sentido y a la sensibilidad que sentirse parte del paisaje y de la naturaleza.

Estas experiencias son posibles en los Hoteles Villas de Andalucía puesto que están inmersos en espacios naturales con una estructura similar a la de pequeños pueblos típicos de cada una de las provincias en las que se encuentran. Los enclaves son: Laujar de Andarax (Almería), Bubión (Granada), Cazorla (Jaén), Grazalema (Cádiz) y Priego de Córdoba.

En estas villas el frío no es un impedimento, sino un atractivo más para disfrutar de la tranquilidad cerca de una chimenea. Y si es bajo la mirada del Mulhacén y el Veleta, como ocurre en el Hotel Villa de Bubión, el momento puede rozar la magia de la paz. Este fin de semana es muy especial, tanto que en el establecimiento han preparado una oferta desde 147 euros que incluye dos noches para dos personas, con desayuno incluido, cena especial el sábado con cava y visita a la casa museo del municipio. Hay que tener en cuenta que la gastronomía de esta red de villas está especialmente cuidada, teniendo como referencia la idiosincrasia de la cocina de cada zona en la que está ubicado el establecimiento.

El Hotel Villa de Bubión está dispuesto a modo de terrazas en la ladera de una montaña, quedando totalmente integradas en el terreno. Un fin de semana para vivir el ambiente de un auténtico pueblo alpujarreño sin renunciar a las comodidades de un gran hotel.

El resto del complejo posee una estructura de pequeño pueblo con calles y plazuelas, entre los cuales se distribuyen las 36 villas, cuya disposición es de 15 villas de un dormitorio, 13 de dos dormitorios y 8 de dos dormitorios y cocina.

Disfrutar de un parque natural de la importancia del formado por las sierras de Cazorla, Segura y las Villas es otra de las opciones para una escapada de la monotonía. Cena para dos, paseo por la naturaleza, un plan que siempre funciona para dejar atrás, aunque sea por dos días, el ajetreo de la monotonía. Desde 145 euros por pareja todo está preparado para que el fin de semana sea inolvidable. Además de dos noches de alojamiento y la cena especial del sábado, está incluida la visita guiada a las ruinas de la iglesia de Santa María y su bóveda, por donde pasa el río Cerezuelo.

El hotel Villa de Cazorla está a 200 metros de la población jienense. Está distribuido a lo largo de tres calles con dos plazas y dos miradores que conforman un aspecto de pequeño pueblo, y además hay un edificio principal con las zonas y servicios comunes. Se estructura en 28 villas de un dormitorio y 10 villas de dos dormitorios.

La Sierra de Grazalema y la ruta de los Pueblos Blancos en la provincia de Cádiz, siempre es un valor seguro. Contemplar el dibujo que forman el puebloy el parque natural en el paisaje que se contempla desde el Hotel Villa de Grazlema mientras se degusta una copa de vino de la provincia gaditana, bien vale pasar allí el fin de semana. A partir de 153 euros, además de las dos noches de alojamiento y la cena especial del sábado, se puede visitar con un guía el pueblo de Grazalema para conocer su historia y cultura. Y para finalizar, una degustación de sus ricos productos típicos que van desde la repostería hasta las chacinas o el queso.

La Alpujarra almeriense con los buenos vinos de Laujar de Andarax como reclamo es otro de los destinos con un sabor especial de Hoteles Villas de Andalucía. Desde 145 euros para un fin de semana en el que despertar mirando al valle, con un ambiente romántico y una cena muy especial. El complejo está compuesto por el edificio principal y 31 villas repartidas a lo largo de la finca, con zonas ajardinadas y boscosas. En esta misma línea, está incluida la visita a la iglesia d e la Encarnación, el mirador del Molino y todos los pilares que hacen de Laujar una auténtica sorpresa.

Escarparse a Priego de Córdoba es ya un privilegio, pero planearlo de manera cuidada con alojamiento en el pequeño pueblo blanco acompañados por el sonido del agua que rodea la Villa de Priego de Córdoba es dar un paso más. Un rincón donde perderse es encontrarse con nosotros mismos. Desde 135 euros, además del alojamiento del fin de semana y la cena del sábado, será inolvidable la visita nocturna a la monumental Priego de Córdoba, un municipio que ha tenido un gran peso en la historia y la cultura.

03660630

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios