unicaja

Augustine sube el listón

  • El interior aporta registros en ambos lados de la pista que permiten competir al máximo nivel

  • Su aportación atrás ya ha dejado algunos de los mejores minutos defensivos en la era Plaza

James Augustine intenta un pase ante la defensa de Onerah Anosike. James Augustine intenta un pase ante la defensa de Onerah Anosike.

James Augustine intenta un pase ante la defensa de Onerah Anosike. / marilú báez

Escamaba su versión estival. Acciones que no eran acorde a un jugador con sus kilómetros, que no le permitían desembragar. Llegó lo serio, la Supercopa y dejó el primer buen regusto. Una vez el tren competitivo ha echado a andar - con Liga Endesa y Euroliga al alimón- James Augustine está siendo uno de los nombres propios del nuevo proyecto del Unicaja.

Atendiendo a la frialdad de los números, en la pintura cajista más poblada que se recuerda el americano es la pieza más utilizada por Plaza. El número de partidos no es representativo -además dos de ellos se rompieron rápido y el técnico repartió los minutos entre los doce-, pero sí indicativo de por donde pueden discurrir los derroteros venideros. Con momentos esporádicos en el cuatro, Augustine está mostrando sus principales virtudes al cinco.

20:13Minutos. Es el interior más utilizado por Plaza en los cinco encuentro disputados hasta ahora

De todas las facetas que componen el juego, el de Illionis está brillando en varias. Precisamente esa facilidad para aportar en ambos lados de la pista es lo que le hace ser una de las piedras angulares del equipo. De cara al aro, su aportación está siendo correcta. No brilla, pero suma y aprovecha la atracción de hombres como Nedovic, McCallum o Shermadini. En Fuenlabrada superó los dobles dígitos, pero dejó mejor impresión ante el Fenerbahce. En la entrada del último cuarto anotó sendas canastas que permitieron al Unicaja coger la estela de los otomanos. En este apartado, conviene apuntar que el interior aún se encuentra adaptándose a mecanismos que en Moscú eran coto prohibido, como los tiros a cuatro metros, que en Málaga le dan mayor amenaza. También destaca su capacidad para oxigenar el juego ofensivo. Lució en Murcia con 4 asistencias, pero su aportación para mejorar la fluidez en ataque es constante.

Lejos de bajar el listón atrás, su contribución gana enteros. En el esquema defensivo es básico para el entrenador. Junto con Díaz, Salin y Milosavljevic forman una guardia pretoriana que ante los de Obradovic regaló uno de los mejores minutos en la canasta propia en la era Plaza. El efectivo cerco al aro fue el trampolín para superar a los turcos. Básico en los flash defensivos, tener a un jugador que puede defender a más de seis metros da réditos muy jugosos. El Unicaja ya los está degustando.

Por si fuera poco, su voracidad en el rebote permite que el equipo no pierda sus señas de identidad. Es el máximo reboteador de los cajistas y da esos registros en las capturas en aro rival que hacen al club de Los Guindos competitivo al máximo nivel. Tener más posesiones que el adversario es una d'e las vías para rascar cotas mayores.

Augustine, que sopla 33 velas y pone el tope de edad del plantel, es el único jugador que ha disputado este nuevo formato continental. Esa veteranía se valora como un plus cuando ambos calendarios comiencen a solaparse.

Existen pocas dudas de su rendimiento, pero si hay alguna es cómo le puede afectar la exigencia física al superar ya la treintena. Tener un fondo de armario considerable debe ayudar a contrarrestar estos rigores. De momento, Augustine se consolida como elemento primordial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios