unicaja

Brooks se quedó en el susto

  • Tras pasar la noche en el hospital y no detectársele anomalías regresó en AVE a Málaga

  • Estará un par de días descanso antes de regresar

Jeff Brooks, a la salida del hospital La Fe de Valencia. Jeff Brooks, a la salida del hospital La Fe de Valencia.

Jeff Brooks, a la salida del hospital La Fe de Valencia. / unicaja b. fotopress

Brooks heló el corazón de todos quienes contemplaban el Valencia-Unicaja, tanto en La Fonteta como por el televisor. Se desplomó sin contacto cuando quedaba un minuto y medio para el final del partido. Se hicieron eternos los minutos en los que fue montado en la camilla y trasladado al Hospital La Fe de la capital valenciana. Afortunadamente, todo quedó en un susto.

Brooks tomó ayer por la mañana el AVE acompañado por el fisioterapeuta Mario Bárbara, que se quedó con él toda la noche en Valencia. El equipo se volvió en un avión a última hora del domingo. En el hospital valenciano se le practicaron todo tipo de pruebas para descartar anomalías. Tensión, cardiología, azúcar... El diagnóstico es que Brooks sufrió un síncope. En todo momento estuvo consciente, según comunicó el club, pero se quiso descartar, evidentemente, cualquier dolencia. Hacía, según los presentes en La Fuente de San Luis, bastante calor en la instalación. Ello, junto al esfuerzo ya cargado en el tramo final del partido, propició el desplome.

Fue un momento de susto, pero ya estoy completamente bien; gracias a todos

La recomendación de los galenos es que Brooks esté un par de días de descanso, aunque el italoamericano es de los de piel dura y rápidamente estaba pensado ya en cuándo entrenar y cuándo volver a jugar. Lamentaba no haber podido ayudar al equipo en el último minuto de un partido importante.

Ya por la mañana, antes de tomar el AVE, Brooks mandaba un mensaje de agradecimiento por las redes sociales. "Gracias a todo el mundo desde mi familia y yo por vuestros pensamientos y oraciones, se os quiere profundamente. Gracias a mis compañeros y staff por su ayuda así como a los jugadores y staff del Valencia Básket. Fue un momento de susto pero estoy completamente bien", tranquilizaba Brooks, que tiene a su pareja y su hijo en Málaga. También pudo hablar con ellos para que se calmaran.

También destacó el fisioterapeuta del Unicaja, Mario Bárbara, la atención dispensada por el Valencia Básket con Brooks, con la preocupación por su estado y con los medios puestos. Comportamiento muy caballeroso del club taronja, que puso todas las facilidades a disposición del Unicaja. Los dos clubes tienen alta rivalidad deportiva, de hecho están en lucha abierta por conquistar la plaza libre en Euroliga que queda para el mejor en la Liga Endesa sin licencia, pero hay cosas por encima de ello y el Valencia estuvo muy a la altura.

Brooks es uno de los jugadores más empleados por Joan Plaza, el tercero que más después de Nemanja Nedovic y James Augustine, con más de 21 minutos. Pieza importante en el plantel en las dos últimas temporada, su peso en el equipo es bastante alto por su polivalencia y por adaptarse a los roles distintos. En principio podrá estar listo para jugar el próximo domingo ante el Bilbao, aunque el regreso de Shermadini está cercano y Livio Jean-Charles va mejorando con el paso de los partidos puede dar vía libre para descansar si es necesario. Lo mejor del partido de Valencia fue que el susto tremendo que dio Brooks se quedó en nada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios