Buen espejo para reclamar hueco

  • Jean-Charles completa una semana notable, mostrando en qué facetas puede ser una pieza útil

Livio Jean-Charles. Livio Jean-Charles.

Livio Jean-Charles. / marilú báez

Cerca de un mes lleva Livio Jean-Charles en Málaga. Completa su adaptación el ala-pívot a un entorno diferente al de la G-League, en quizá su experiencia de más exigencia en Europa. Da pasos adelante el francés, que remató su primera semana notable como jugador del Unicaja.

Al no poder disputar Euroliga, el mercado había cerrado semanas atrás antes de su fichaje, el galo solo ha podido rodarse en la Liga Endesa. Ha jugado cinco partidos, con sensaciones dispares en cada uno de ellos. Tras un correcto debut ante el Real Betis, pagó su carencia de kilómetros con el Real Madrid y el Iberostar Tenerife, dos encuentros de alto nivel. Alzó el vuelo en Santiago, donde ya dejó patente donde puede ser útil, lo que corroboró ante el Barcelona. Motivado por enfrentarse a algunos compatriotas, Jean-Charles se mostró muy eficiente en su tiempo en pista. Ayudó a oxigenar el ataque con 10 puntos -dejó algún interesante tiro de media distancia, territorio vedado hasta ahora para él- y capturó siete rebotes, tres de ellos en ataque. Mostró esa intensidad en ambos lados que puede dar y ofreció buenos minutos de resuello para James Augustine. No se espera del 35 una referencia, sí que aporte energía, físico e intimidación. Parece un paso por delante de Viny en la rotación.

Según Plaza, quedan un par de semanas, como poco, para que vuelva Shermadini. Ahí habrá que decidir quien sale del roster, con Okouo como pieza fija por la condición de cupo. Parece difícil que si el georgiano está en óptimas condiciones, Jean-Charles siga dentro -la plantilla quedaría algo descompensada-, pero tiene partidos para generar esa duda en el entrenador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios