unicaja | panathinaikos

El Carpena presta otra vida

  • Las exiguas opciones del Unicaja de colarse en el 'play off' solo continúan vivas con un triunfo frente al Panathinaikos

  • El tobillo molestó a Nedovic esta semana, pero jugará sin problemas

James Augustine y Ray McCallum calientan antes de un entrenamiento. James Augustine y Ray McCallum calientan antes de un entrenamiento.

James Augustine y Ray McCallum calientan antes de un entrenamiento. / javier albiñana

En el seno del Unicaja existía en verano la incertidumbre de qué versión mostraría el equipo en el regreso a la Euroliga. Alcanzar la decena de victorias se traducía en un balance positivo, algo que se alcanzó hace un par de semanas. La respuesta del equipo ha sido notable desde que tumbó al Fenerbahçe, pero los dos últimos traspiés enlazados frenan en el propósito de colarse por la exclusiva rendija del play off.

Le salían las cuentas a los de Plaza antes de visitar Belgrado. El Darussafaka obtuvo el billete con 16 y ellos tenían 10 con siete fechas por delante. No haber sumado desde entonces puede echarle el cerrojo a ese anhelado resquicio hoy. Se agarran los cajistas al Carpena, buena medicina cuando el triunfo apremia. De hecho, las exiguas opciones de Top 8 que quedan pasar por el coliseo malagueño, que acogerá un trío de las cinco afrentas restantes.

En los de Xavi Pascual son bajas Pappas y Lojeski, aunque vienen con James y Payne

Entre los elegidos bailó desde el inicio el rival de esta noche, el histórico Panathinaikos. No corren tiempos tan brillantes como antaño, pero pocos tienen el pedigrí que da lucir seis Euroligas en el techo del mítico OAKA. Perdieron fuelle los de Xavi Pascual en el último mes, pero pasaron un tramo complicado de calendario. Khimki, Olympiacos -en el clásico heleno- y Real Madrid ejercieron de verdugos para un cuadro griego que llega a Málaga hambriento. Porque se le escapa ser cabeza de serie, al alcance semanas atrás para ellos. La brecha con el Real Madrid se amplió a dos más el average, por lo que parece improbable que puedan recortar. Llegan a la Costa del Sol sin Pappas y Lojeski, a lo que se añade un Gist entre algodones. No parece un problema de consideración para el gigante ateniense, que tiene un profundo fondo de armario. A la extensa nómina añadieron a Payne y James. Con kilómetros NBA en las piernas ambos, el base, para el que es su segunda experiencia en el club que preside el polémico Dimitris Giannakopoulos, está dando esa marcha extra en un momento de la temporada donde el cansancio hace mella. Se va casi a los 15 puntos en los tres partidos que ha jugado.

Aún no encontró el Unicaja repuesto para Shermadini, aunque en la Euroliga tampoco podría utilizarlo. Ahí debe seguir haciéndose fuerte Viny Okouo, que ha dejado buenos minutos. Aunque se dudó en algún momento, estará sin problemas Nedovic, tocado de su tobillo derecho.

Los de Plaza, con más de media mirada ya a la ACB, quieren estirar el chicle en Europa. Con un triunfo la cuesta seguiría empinada, pero aún podría subirse. Un tropiezo dejaría la Euroliga como banco de pruebas para la Liga Endesa, donde está el visado para volver. Bien el Unicaja o el Panathinaikos se despedirán esta noche de su objetivo prioritario. Eso sí, los cajistas se aferran a que el Carpena les preste una vida más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios