Unicaja

A la Copa por derecho (94-87)

  • El Unicaja cierra la primera vuelta con cuatro victorias y en su mejor momento del año para clasificarse para Gran Canaria

  • Shermadini (23 puntos) y Nedovic (11 tantos y 10 asistencias) brillan

Nemanja Nedovic machaca el aro del Herbalife. Nemanja Nedovic machaca el aro del Herbalife.

Nemanja Nedovic machaca el aro del Herbalife. / ACB Photo / M. Pozo

En el primer momento delicado de la temporada, fuera de la Copa virtualmente a cuatro jornadas, el Unicaja ha respondido con cuatro victorias. De mucho valor. Contra Valencia y Barcelona, cabezas de serie. Contra el Gran Canaria, que será anfitrión. Cayó el equipo canario (94-87) en el Carpena después de 40 minutos exigentes tras la trituradora de 80 minutos contra Milán y Madrid.

Es indudable que está bien el Unicaja, ha ganado 8 de los 12 últimos partidos. Ese 66% sería oro si se firma de aquí a final de temporada. Shermadini fue devastador en ataque (23 puntos, su tope de cajista) aunque sufrió con las torres rivales atrás. Nedovic batió su récord de asistencias para hacer su primer doble doble de cajista (11-10). Todo fluyó en ataque, hubo más momentos de debilidad en defensa.

El partido se movía desde el inicio en cánones de igualdad. Primero con mayor anotación (13-14 a los cinco minutos), después con un poco más de contención. La salida de Gio Shermadini dio al Unicaja más munición y se escapó un poco (20-14), pero Casimiro respondió con las torres gemelas (Balvin-Pasecniks) para comprimir el partido. Costaba descifrar en las dos canastas el juego con dos tipos que rondan los 2.20 (22-20 al final del primer cuarto.

Hizo un amago de escape el Gran Canaria (26-31), pero repelió el Unicaja con un parcial de 11-3, con Shermadini y Salin como focos anotadores principales. Nedovic, que jugaba infiltrado en una muñeca, repartía juego, pero el Unicaja perdía varios balones que costaban contragolpes de 1x0. Se recuperó en el tramo final el equipo malagueño tras un para de robos para mandar al descanso (47-42).

Salió bien el Unicaja tras el paso por el vestuarios, atacando fluido para coger la máxima renta (56-47) antes de que Alberto Díaz y James Augustine cometieran sus terceras faltas y Plaza los reservara. Ahí sufrió el Unicaja, que vio un 0-7 adverso en un parpadeo. El Gran Canaria siempre estaba ahí, aguantaba los intentos de marcha malagueños pese a sus bajas. Encontraba Casimiro recursos para seguir en el encuentro.

Nedovic, en su versión más generadora, batía su récord de asistencias al final del tercer cuarto. Había repartido 10, seis en el tercer periodo, y sus compañeros se habían servido (74-66 al final del tercer cuarto).

Estaba a punto de romperse el partido, pero ahí seguía el Gran Canaria. Marcaba otra vez 10 puntos de renta (78-68) el Unicaja, pero ahí seguía el Herbalife pese a los intentos cajistas. Brussino, quizá influenciado positivamente por la presencia de Walter Herrmann, se enchufaba tras estar errático y un triple suyo dejaba al Gran Canaria a cuatro puntos (86-82). Ahí respondió Salin, atacando siempre a Eriksson, repelió Seely con un dos más uno fallando el adicional (88-84). Y McCallum, errático en el tiro durante todo el partido, metió un canastón sobre el final de la posesión en rectificado para sellar un partido que el carrusel de tiros libres no alteró.

Unicaja (22+25+27+20) 94: Díaz 6, Nedovic 11, Waczynski 4, Brooks 6 y Augustine 13 -quinteto inicial-. McCallum 8, Salin 14, Díez 3, Shermadini 23 y Suárez 6.

Herbalife Gran Canaria (20+22+24+21) 87: Mekel 13, Eriksson 3, Rabaseda 12, Aguilar 13 y Fischer 11 -quinteto inicial-. Brussino 7, Seeley 6, Balvin 14 y Pasecniks 8.

Incidencias: 17ª jornada de la Liga Endesa 2017/18. Partido disputado en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena ante 7.460 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios