cska moscú | unicaja

Cuestión de expectativa

  • El Unicaja apura sus cartuchos en la cancha del líder de la Euroliga

  • Shermadini no viajó y Augustine lo hace entre algodones

  • El 'small ball', arma para combatir con los rusos

McCallum y Hunter, en el partido de ida. McCallum y Hunter, en el partido de ida.

McCallum y Hunter, en el partido de ida. / euroleague

En el deporte, como en la vida, la expectativa determina gran parte del análisis posterior. Cuando se coge un avión a Moscú para jugar ante el CSKA lo normal es peder después en el MegaSport Arena. El Unicaja ha jugado 26 veces contra el gigante ruso. Perdió 21 y ganó cinco. Allí en Moscú ganó dos veces en las cuatro últimas visitas, con Repesa y con Plaza, en la reivindación máxima cuando se supo que la organización descabalgaba al Unicaja de la Euroliga. Chispazos que no ocultan la dificultad que entraña ganar al líder de la competición.

Quedan seis jornadas y las matemáticas hacen perfectamente posible el pase al Top 8 aún para el Unicaja, pero el ánimo general ha bajado tras la derrota de la pasada semana en Belgrado. Era un partido determinante, que permitía la derrota en Moscú y conservar opciones inctactas prácticamente. Maccabi y Baskonia, que se enfrentan en la penúltima jornada, marcan la frontera. Pero el calendario vasco es con viento a favor y tiene el average ganado al Unicaja. Ese partido que ganó el Baskonia en Málaga semanas atrás cambia todo, de haber caído del lado cajista el panorama sería diametralmente opuesto.

Plaza exhorta a no rendirse: "Yo no he hablado aún del Gipuzkoa"

Pero Joan Plaza lanzó ayer un mensaje combativo. "Le expliqué a los jugadores que va líder en la Euroliga, juega en casa. Lo más evidente es que puedan pensar que saquemos banderas blancas, pero vamos a morir, dejarnos la piel. Me gustaría que se viera al equipo más necesitado de esta victoria. Hemos de ganar algún partido, los dos o los tres, fuera de casa. Algún loco de Málaga apostará, habrá un 1%, pero no vamos a Moscú a sacar el perro a pasear. No queremos ser un equipo sin espíritu, los que no estén que no estén, pero no nos vamos a acordar de ellos. Son De Colo, Rodríguez, Hynes... El mejor equipo de Europa, pero vamos a intentarlo. Nada he hablado de Gipuzkoa nada, cero. Sólo CSKA, vamos a Moscú a ganar. Lo tengo grabado desde octubre, no me voy a reservar nada", era la arenga de Joan Plaza antes de partir hacia Moscú.

No viajó Giorgi Shermadini, a la espera de más pruebas, una gammagrafía para ver qué tiene en ese pie izquierdo. Augustine lo hizo, pero, según Plaza, con minutaje limitado por sus problemas físicos. Jugó allí la pasada temporada y tiene buen recuerdo de la capital rusa. Con ese panorama, Viny Okouo tendrá más minutos y habrá small ball. Suárez tendrá minutos de cinco, Dani Díez de cuatro... La escalera de difícultad va subiendo. El Unicaja completa una más que digna Euroliga, pero tiene en sus manos prolongar su vida más tiempo con opciones reales. Hablar del potencial del CSKA de Moscú, de la magia del Chacho, la calidad de De Colo, la fortaleza de Hines, la pujanza de Clyburn o la profundidad del núcleo ruso sólo vale para amedrentarse. Es cuestión de expectativa, también de actitud. Mejor no tener miedo en el MegaSport Arena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios