adam waczynski. jugador del unicaja

"Debemos ser agresivos hasta el final de los partidos"

  • El alero polaco está en el mejor momento desde que llegó a Málaga y hace balance de la situación del equipo pasado el ecuador de la temporada

  • Muestra su voluntad de permanecer el año próximo

Adam Waczynski posa en la pista central del Carpena. Adam Waczynski posa en la pista central del Carpena.

Adam Waczynski posa en la pista central del Carpena. / javier albiñana

Adam Waczynski (Torun, 1989) está en su mejor momento desde que aterrizó en Málaga hace 20 meses. Pieza importante en el equipo de Joan Plaza, emerge como el alero de referencia en un puesto en el que hay mucha competencia. El polaco habla largo y tendido para Málaga Hoy.

-El primer punto culminante de la temporada ya pasó, ¿qué sabor queda?

-Sabemos que en el partido contra el Madrid jugamos bien 38 minutos, pero en esos dos malos el Real Madrid, que es un equipo grande, te gana el partido. Quedamos muy enfadados después de esto, pero la vida continúa. Ahora tenemos importantes partidos en la Euroliga para luchar por meternos en play off y pensamos en esto, en lo que viene.

--¿Qué pasa con los finales? ¿Se está convirtiendo en algo psicológico?

-Muchas veces queremos acabar el partido antes, no atacar y ser agresivos para meter canastas. Esto pasó muchas veces esta temporada, tenemos que aprender de esas situaciones. Creo que hay muy buen equipo, podemos competir con todos los equipos en Europa. En Euroliga jugamos muy bien, pero faltan pequeñas cosas. Tengo la sensación de que tenemos jugadores inteligentes para aprender de los errores.

-Quedándose con lo bueno, lo cierto es que el equipo ha ganado competitividad desde noviembre.

-Podemos competir con todos, solo falta sangre fría en los últimos minutos para no acabar ganando por dos puntos o perder el partido. Tenemos que estirar a cinco o 10. Debemos ser más agresivos hasta el final de los encuentros.

Para vencer a Burgos u Obradoiro tenemos que ser duros, agresivos y correr como ellos

-¿Qué ocurrió para esta evidente mejoría?

-Nos enfadamos mucho porque en la Euroliga jugábamos bien y en la ACB más o menos. Hablamos en el vestuario que no podía ser, que había que trabajar más y luchar más en los partidos con estos equipos. Sabemos que si un equipo de Euroliga visita a un club como, por ejemplo, Burgos u Obradoiro, ellos quieren ganar, correr... Es una motivación para ellos muy grande. Tenemos que ser duros, agresivos y correr como ellos porque tenemos muy buenos jugadores para igualar ese nivel de energía. Eso es lo que pasó en el pasado, ahora lo corregimos. Estamos contentos en ACB y creo que hay que seguir así.

-¿Qué ha pasado desde entonces para este cambio?

-Nos conocemos cada uno mejor, sabemos nuestro rol en el equipo y jugamos mejor. Siempre cuando pasan dos o tres meses juegas mejor, tienes más confianza, estás en mejor forma que en el inicio. Ahora es nuestro tiempo para jugar y ganar los partidos. Estamos quintos en ACB y creo que podemos ser cabezas de serie al final. Tenemos que seguir. En Euroliga tenemos oportunidad para estar en los play off, es muy duro, pero el partido de Maccabi fue clave. Hay buen equipo para hacer buenas cosas.

-Hubo progresión colectiva, como también individual. Usted fue uno de los protagonistas, ¿a qué lo achaca?

-Todo el equipo, junto con el cuerpo técnico, hacen muy buen trabajo y creo que soy mejor jugador ahora que cuando fiché por el Unicaja. Los técnicos tienen mucha más confianza en mí en la pista y eso es muy importante para jugadores, especialmente para los tiradores. Si sabes que mucha gente confía en ti es mucho más fácil meter canastas. Esa es la clave. Quiero ser un jugador más completo, no solo tiro. Quiero jugar en defensa, quiero rebotear... Cada temporada tengo una pequeña meta para ser más completo. Trabajo todos los entrenamientos para ser mejor.

-Ha pasado de ser un tirador a producir en más facetas del juego, ¿era algo que le pedía Plaza?

-El año pasado, por ejemplo, mi rol en el equipo era jugar buenas defensas, ir al rebote ofensivo y correr, no solo tiro. Pienso en esto muchas veces y esas cosas me motivan para ser un jugador más completo. También es algo que me prepara para estar en mejor forma, para luchar con los treses porque yo he sido siempre un dos y medio/dos y ahora soy un tres. En este segundo año aquí puedo combinar todo: los tiros, rebote, correr al contraataque... Ha sido uno de mis objetivos llegar hasta aquí, ahora a disfrutar y a ganar partidos.

-Aunque su minutaje bajó con respecto al Obradoiro, no ha perdido efectividad [tercer mejor tirador en triples de la Euroliga]. ¿Cómo se construye un tirador fiable? ¿Es algo innato o es producto del trabajo?

-Claro, hay menos tiros porque hay muchos más jugadores buenos aquí. Tengo menos minutos también que en el Obradoiro y hay que dar un poco más. Es una cosa buena para jugar mejor. Juegas menos, pero tienes que producir más en ese tiempo. Todos quieren jugar más minutos, pero con estos jugadores no es posible. He entrenado mucho el tiro, entreno bien con las pesas y tienes que estar en una buena forma. Luego sabes que el equipo confía en ti y te pasa el balón cuando estás un poco abierto, así es más fácil para meter canastas. Esa es la clave, no es nada mágico, solo trabajo.

-Este año ha vuelto a la Euroliga cuando se cumple una década de su debut en la competición. Quería sentirse válido al máximo nivel, ¿cómo se está viendo?

-Para mí fue una gran oportunidad. Es una gran competición. Yo jugaba pocos minutos en el pasado, pero ahora he vuelto a una competición dura, de 30 jornadas, y con los mejores equipos de Europa. Pensaba mucho en el verano pasado si podría estar en el nivel, dar un paso adelante. Creo que estoy bien, pero quiero ser mejor, como el equipo.

--¿Puede que esté en el mejor momento de su carrera?

-Creo que sí. Quiero ser regular, es muy importante en un equipo de Euroliga. Si tienes 10, 15 ó 20 minutos tienes que producir siempre y quiero jugar lo mejor que pueda. Todo el equipo está en buena forma y vamos a ver qué pasa en la Euroliga en el futuro. Estamos más o menos contentos, sabiendo que hay partidos que perdimos en Euroliga donde podríamos haber sido mejores. Miramos al futuro.

-Firmó por dos años cuando llegó al Unicaja, con alguna opción variable para seguir. ¿Está contento?

-Claro, tenemos un año más con opción. Estoy muy feliz en Málaga, muy contento con toda la familia. Veremos qué pasa en el futuro, pero estoy muy contento. La afición es muy buena en el Carpena, nos ayuda siempre y es bueno para jugar en casa.

-¿Le afectaría jugar en Eurocup o Euroliga?

-Vamos a ver qué va a pasar. Ahora luchamos para estar en la Euroliga, queremos estar en el Top 4 en ACB. Estamos en buena posición en la tabla, después ya pensaremos si el Unicaja está en Euroliga o en Eurocup. De momento, sí estoy muy contento.

-¿Ve preparado al equipo?

-Jugamos bien en los entrenamientos, en los partidos también, solo faltan unos detalles. Solo es cuestión de trabajar más y corregirlos. Creo no estamos aún al 100%, pero estamos muy cerca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios