unicaja

Defensa o nada

  • El Unicaja tiene un balance de 20-7 cuando deja a su rival en menos de 80 puntos y, en cambio, es de 6-22 cuando recibe 80 tantos o más

Sasu Salin intenta defender a Anthony Randolph. Sasu Salin intenta defender a Anthony Randolph.

Sasu Salin intenta defender a Anthony Randolph. / acb photo

El Unicaja ganó al Olympiacos y perdió por un punto con el Madrid en menos de 48 horas. Dos equipos de la superélite europea que sufrieron, cada uno en un contexto diferente, en el Carpena. Tranquiliza que tras una mala racha se compita con esos transatlánticos. Pero no se puede obviar que ha habido un bajón en la continuidad del Unicaja. Salvo el Madrid durante el grueso de la temporada y el Baskonia en los últimos meses, la irregularidad de los equipos de Euroliga en España ha sido una constante. Es aplicable a otros conjuntos que compiten en el máximo torneo continental. El Bamberg es octavo en la Bundesliga o el Khimki sexto en la VTB, por citar a dos clubes sin licencia A. Enfrentarse cada semana a los mejores, se paga. En forma de lesiones, que han respetado bastante al Unicaja en comparación con otros equipos, o de fatiga.

Un detalle que preocupa en el Unicaja es que se ha perdido la solvencia defensiva. En los nueve últimos partidos se promedia 90.2 puntos en contra. Cifras que obligan a un acierto ofensivo en el que el Unicaja no es fiable. La impresión es que el equipo es más seguro en tanteos más bajos. Y los datos son demoledores en ese aspecto cuando se hace un seguimiento de cómo afecta al balance de victorias y derrotas los puntos encajados. El Unicaja ha jugado hasta el momento 55 encuentros oficiales. Su balance es de 26 victorias y 29 derrotas. El año pasado se jugaron 61 encuentros, cifra a la que se llegará a finales de abril con el tramo final de temporada regular y los play off (si finalmente se consiguen) aún pendientes.

90.2Puntos. Es lo que ha recibido de media el Unicaja en los últimos nueve partidos

Cuando el Unicaja recibe menos de 80 puntos, tiene un balance de 20-7, gana casi tres de cada cuatro partidos. El reverso es tenebroso. Cuando recibe 80 tantos o más, es 6-22, apenas uno de cada cinco. El baremo se sitúa ahí, en esos 80 puntos. Hay un número casi idéntico de partidos por arriba y por abajo de ese umbral. Y la diferencia es devastadora. Por poner un ejemplo práctico, en Málaga se han perdido tres partidos por un idéntico tanteador (83-85) ante Zalgiris, Valencia y Baskonia en la Euroliga. Simplemente esos tres partidos acabados en victoria tendrían al equipo malagueño con muchas opciones de pelear en esta última jornada el Top 8.

Las conclusiones de estos datos pueden ir en varios sentidos. El poder del equipo reside en defensa, se siente más cómodo en parámetros más bajos. También es cierto que no se deja de competir en partidos igualados, que ha crecido ofensivamente el equipo. En esos últimos nueve partidos en los que se han encajado 90.2 puntos se han anotado 88.5 tantos. Pero no le alcanza para ganar con regularidad en tanteos elevados. Sea talento o toma de decisiones, ocurre. Se entiende que el CSKA, el Madrid, el Barcelona o el Olympiacos, rivales que en esta secuencia se han medido al Unicaja, rocen o estén por encima de los 90 puntos. Están casi en sus medias. Da más que pensar que el Bamberg meta 93, el Fuenlabrada 86 o el Betis 89.

La defensa del Unicaja ha sido la mejor de la Liga Endesa hasta bien entrada la segunda vuelta. Esta racha ha propiciado que ahora sea la cuarta (76.2). Valencia, Iberostar y UCAM están por encima. En la Euroliga se reciben 81.1 puntos y sólo hay cuatro equipos que encajen más que los hombres de Joan Plaza. El técnico catalán siempre ha recalcado la importancia de la defensa. Queda mes y medio para llegue la verdad suprema de la temporada, las eliminatorias por el título. Por recuperar el mejor nivel defensivo (la tendencia habitual es que en play off se reduzcan las anotaciones) pasan gran parte de las opciones del Unicaja para conseguir algo grande esta temporada. Los puntos lucen, las canastas agradan. Pero la realidad es que el Unicaja es mejor cuanto mejor defiende. Los números lo dejan bien claro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios