unicaja | real madrid

Domingo de resurrección

  • El Unicaja recibe al Real Madrid en el partido de la jornada en la ACB

  • Tras dos traspiés seguidos, toca ganar para que no se estire el hueco por la cuarta plaza

  • Vuelve Jean-Charles

Alberto Díaz, en un entrenamiento. Alberto Díaz, en un entrenamiento.

Alberto Díaz, en un entrenamiento. / javier albiñana

El signo religioso de este uno de abril resulta ser una buena metáfora de lo que tiene que significar la visita del Real Madrid para el Unicaja. El partido de la jornada en la Liga Endesa debe ser un trampolín para un equipo de Joan Plaza alicaído en la ACB en las últimas semanas. No hay mejor rival para salir del valle y para llenar la mente de confianza, que cuando el tanque no va lleno de gasolina juega un papel más importante si cabe. También para llenar el granero, con la tapa cerrada desde el partido de los récords ante el Delteco GBC.

Con la competición española como único foco, el del equipo blanco es el choque más trascendente de una semana de máxima exigencia. El del Olympiacos fue un buen experimento, una versión que hoy podría valer para sumar la decimoquinta, que haga mirar para arriba y aleje la cornisa de los play off, lugar que parecía olvidado desde que se certificó el visado a la Copa.

En los de Laso, con un ojo en la Euroliga, regresa Taylor y es duda Campazzo

Los traspiés ante Fuenlabrada y Real Betis aún escuecen. Abrieron una brecha con el cuarto puesto, anhelo de aquí al final. No sería un drama no atarlo, pero sí una ventaja hacerse con el de cara a la lucha por quedar como primer equipo detrás de los que poseen ese privilegio denominado licencia A. Poco más de la mitad de los jugadores de la plantilla demostraron que no se achantan en eliminatorias sin el factor campo, pero encomendarse a ello supone un riesgo alto. Poco margen de error quedan en la décima de fechas que restan de aquí a final de mayo, con Valencia, Real Madrid, Barcelona o Gran Canaria en un horizonte complejo. Seis de ellas serán en el Carpena.

Coliseo cajista que hoy visitan los de Pablo Laso -que esta tarde se coloca como decimoquinto entrenador con más partidos en la ACB (412)-, líderes con holgura. Hueco que le permite centrarse en la Euroliga, donde se juegan ser cabeza de serie en el Top 8 el jueves. Ayuda a creer sus tropiezos en dos de sus últimas tres salidas, lo cual no son números propios de un club de ese calibre. La marea verde puede disfrutar del último sorbo -a no ser que coincidan en la postemporada- en Málaga de un talento como Luka Doncic, cuyo entorno ya sitúa en el Draft de la NBA. Tras unas semanas en el dique seco llega incandescente tras ganar en la bocina en la ruidosa Sala Pionir. En los blancos estará Taylor, aunque es duda Campazzo, que no estuvo en Belgrado por una sobrecarga muscular.

Vuelve en el roster de Plaza Livio Jean-Charles. Prueba de mucho nivel ante una pintura de quilates y centímetros como la del Real Madrid. Quizá le llegue pronto, pero esto no se elige. Debe dar oxígeno a un Unicaja que jugó cinco minutos extra el jueves. Un Domingo de Resurreción para limar la brecha con los de cabeza, que no levantan el pie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios