baloncesto adidas next generation tournament

Estreno a pie cambiado

  • El Unicaja cae (63-71) ante el Promitheas en el debut en Hospitalet

Jesús Carralero coge el rebote ante la presencia de su compañero Ismael Tamba. Jesús Carralero coge el rebote ante la presencia de su compañero Ismael Tamba.

Jesús Carralero coge el rebote ante la presencia de su compañero Ismael Tamba. / euroleague.net

Patinó el Unicaja en su estreno en Hospitalet en el Adidas Next Generation Tournament. Entró al choque con el pie cambiado y nunca se mostró capaz de revertir la situación, todo para caer ante el Promitheas Patras por 63-71. Un traspié fundamentado en un bajísimo (1/16) porcentaje desde el perímetro, que obliga a vencer en los dos encuentros que restan. No bastó para sumar con la sobresaliente actuación de Morgan Stilma, el cual sufrió durante la semana un fuerte proceso gripal, que se marchó hasta los 36 de valoración gracias a 24 puntos y 19 rebotes.

El desacierto acabó siendo una tónica desde el 1 al 40. Ibáñez, con una muy desacertada selección de tiro ayer, inauguró la cuenta cajista. Antes habían pasado ya más de cuatro minutos. Pese a ello, los de Aurioles aún estaban en el choque (2-6). En esas creció el Unicaja subiéndose a lomos de Carralero, que marcaba diferencias con su físico. Daba el paleño las primeras rentas (8-7, 13-12), aunque los helenos pronto recuperaban trecho.

Doble jornada hoy para los de Aurioles, el Asvel francés (12:00) y el Barcelona (18:00)

Las canastas del escolta no insuflaban confianza a los jóvenes cajistas, que seguían atenazados de cara al aro. Así, cuando perdieron presencia en el rebote ofensivo y su rival se entonó, el partido se inclinó en contra. Abrió hueco el Promitheas con Panagiotis Gkatzios como punta de lanza, que acabaría con 22 puntos y 13 rebotes . La máxima para los griegos (21-33) robó algunas legañas a los verdes, que se engancharon a Stilma, que dominaba ambos aros con suma facilidad, para llegar con aire al descanso (29-33).

El paso por vestuarios parecía ser el trampolín del Unicaja. Siguió el interior fuengiroleño percutiendo por dentro, también anotó en esos minutos el único triple malagueño de la mañana, para coger de nuevo el mando (36-35). Resultó ser el principio del fin. Se apagaron los de Aurioles, que recibieron un parcial más basto que ya sí encendía las alarmas (38-49). Una rápida reacción daba esperanzas (45-51).

Volvió a estirar el Promitheas (47-57), aunque el Unicaja tiró de arrojo para volver a pegarse (58-61). Con los cajistas en el cogote de los griegos, aparecieron Sandramanis y Gkatzios con sendos triples decisivos.

Esperan hoy en doble jornada, ya sin margen de fallo si se quiere estar en la final, el Asvel (12:00) y el Barcelona (18:00), que se impuso a los franceses (87-81).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios