Freeland 2014

  • El Unicaja ultima el blindaje de su jugador franquicia para las dos próximas temporadas · Aumento de sueldo y de cláusulas de salida a NBA y Europa.

El Unicaja lleva cocinando durantes meses un movimiento que está a punto de cristalizar y que marca el futuro a medio plazo del club, de alguna manera garantiza la competitividad de la entidad malagueña al más alto nivel. Es algo que ya se ha venido contando en estas páginas. Es la renovación y blindaje de Joel Freeland para continuar hasta 2014 como jugador franquicia. Ambas partes tienen un contrato firmado hasta el mes de junio, con la opción del club de prolongar dos años más el compromiso. Pero las cantidades de rescisión y la ficha del jugador inglés no estarían acorde a su caché actual. Es una operación con muchos matices, con distintas cláusulas. Pero el acuerdo está perfilado y está a punto de ser rubricado.

Joel Freeland se convertirá en el jugador mejor pagado de la plantilla con cierta diferencia, superará holgadamente el millón de euros. Actualmente percibía en torno a los 800.000, de acuerdo al crecimiento progresivo de su retribución firmado en 2009, cuando se le trajo desde Gran Canaria. La cantidad seguía subiendo en esa hipotética extensión. Pero por los dos años extra percibiría cerca de tres millones de euros.

El contrato recoge las cláusulas para salir a la NBA, más asequible como pretenden el jugador y sus agentes, pero se elevaría a niveles prohibitivos para otros clubes europeos en la coyuntura actual del mercado. En el primer caso, estaría en el millón de euros. Freeland sigue siendo foco de observación de ojeadores de la NBA en el continente. Es habitual contemplar en el palco del Carpena a Jason Filippi, responsable de scouting internacional de Portland Trail Blazers, equipo que detenta sus derechos en la NBA, aunque transcurridos cinco años de su elección (número 30 en 2006) tiene un pequeño margen de acción para con otras franquicias si Portland no reclama sus derechos. Es habitual ver a ojeadores en el Carpena, en partidos de ACB, Euroliga e incluso en entrenamientos. El estudio es minucioso. Y Freeland agrada a muchos. Él ha dicho repetidamente que su sueño final es allí, pero que necesita curtirse y Málaga es el lugar ideal para hacerlo. Que se irá, pero que no tiene prisa.

En cuanto a los novios europeos, también los tiene. Pero la cláusula será fijada en los tres millones de euros. Otrora podía ser una cifra que en un momento de locura podría ser asumida por un gigante griego o ruso. Pero ahora no parece posible. Barcelona, Panathinaikos o Maccabi (que fue el principal rival del Unicaja cuando se le contrató desde Gran Canaria). De jugar en este continente sólo lo haría en Málaga.

Freeland es en la actualidad el jugador más valorado de la Liga Endesa (19.8 puntos), ha superado esta jornada a Kaloyan Invanov. La pugna con el búlgaro y Paul Davis está en todo lo alto. Paradójicamente, esta temporada ha elevado su rendimiento en la Liga Endesa y lo ha bajado en la Euroliga, donde la temporada pasada estaba entre los tres mejores valorados en la primera fase de la competición. Ahora hay que bajar al puesto 31 (12.1) para encontrarle. De hecho, Luka Zoric está delante de él, en el puesto 15 (14.4).

Freeland se ha hecho acreedor a esta mejora. El club y el agente del jugador, Falo Calvo, dialogaron durante el verano, pero se emplazaron a después del Eurobásket. Calvo ha viajado frecuentemente a Málaga, de hecho estaba presente en la primera jornada del Top 16, en el partido ante el Real Madrid, en el que inglés no jugó porque estaba convaleciente del fuerte esguince en su tobillo izquierdo.

El director deportivo, Manolo Rubia, confirmaba el pasado mes de diciembre en estas páginas la pretensión del club sobre Freeland: "Tiene dos años más y vamos a intentar revisar su contrato para que esté más a gusto todavía. Ha pasado una mala racha porque no descansó en verano, pero es un chico espectacular", decía resumiendo el pensamiento del club y de los técnicos, que ven en él un jugador de los que no hay en Europa, con unas condiciones y una mentalidad para liderar un proyecto muy serio. Es algo reconocido por sus propios compañeros, como Jorge Garbajosa, que ha tenido a largo de su carrera compañeros suficientes para tener elementos de juicio.

"Es verdad que estamos hablando ahora. Pero en el club dialogan con mi agente [Falo Calvo], no he tenido mucho contacto. Sé que lo están hablando, para mí sería perfecto", admitía Freeland a principios de enero. Le seduce brillar este verano con la selección de Gran Bretaña en los Juegos Olímpicos de su país y para ese reto se prepara también. La lesión de tobillo que le ha tenido 10 días fuera de la circulación podía ser, lo reconocía él mismo, beneficiosa de manera paradójica para recuperar el aliento físico. Ha tenido un verano duro, machándose en varias vertientes, más el Eurobásket. La impresión en Bilbao y Las Palmas, más allás de las duras derrotas, es que está fresco de nuevo para acometer este tramo fundamental, con la Copa al fondo. A Freeland le brilla la mirada cuando se le pregunta por el torneo. "Es el primero que jugaré en Málaga", repite. Seguramente no será el último.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios