Ganas de redención en el vestuario

Dani Díez. Dani Díez.

Dani Díez. / marilú báez

El hecho de apilar cuatro derrotas en cinco días no ha amilanado la moral cajista. Más bien al contrario. El vestuario es consciente del amplio margen de mejora, aunque existe un fuerte propósito de enmienda. "Ha habido muchos problemas que hemos hablado en el vestuario con el entrenador. Hay dudas en el equipo, pero vamos a trabajar todos juntos, con positividad para levantar cabeza. Esto no puede seguir así", explica Dani Díez, que se resiste a que la situación quede así: "Por nosotros, por nuestras familias, para que no se desilusione el aficionado del Carpena... Vamos a tratar de arreglarlo pronto. Es pronto para ver al equipo hundido y por eso todos vamos a dar un paso adelante".

Igual que su compañero, Adam Waczynski, reconoce la situación, aunque ahonda en ello. "No sé qué pasa exactamente. No podemos meter canastas. En el último partido solo metemos 60 puntos. En defensa bien, solo 66 ante Andorra, pero en ataque tuvimos problemas", dice sabiendo que un triunfo cambiaría el ánimo: "Trabajamos para mejorar cada día y estamos en el buen camino. Sabemos que tenemos que ganar".

Comparten los dos la visión de que es mental. "Hemos de trabajar eso porque casi siempre en menos de 48 horas tenemos otro partido. Esto para muchos ha sido nuevo todos los partidos seguidos. La derrota del Madrid nos viene muy mal, la derrota de Valencia no la hemos de olvidado y hay que pasar página. Hay que estar positivos y trabajar los aspectos en los que fallamos. Este equipo no es tan malo como parece, no es de Leb ni mucho menos. Los otros equipos han aprovechado sus oportunidades", comenta Díez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios