Granada, pista de despegue para Augustine

  • Aunque en ataque se le vio gris, en el rebote y en defesa ha dado señas de lo que puede ofrecer

James Augustine frente a Ondrej Balvin. James Augustine frente a Ondrej Balvin.

James Augustine frente a Ondrej Balvin. / fermín rodríguez

Era una de las grandes atracciones de la preparación. Por ser uno de los nuevos y porque su incorporación, la guinda al pastel, causó mucha expectación. De salida, su puesta en escena contrastó con el inicio fulgurante de Ray McCallum. Partiendo de que son posiciones diferentes, lo cierto es que no vienen para cargar con los mismo galones. Eso no es óbice para que se espere una gran aportación de James Augustine.

No tuvo mal estreno ante el Real Betis en la Copa Andalucía. Excepto el base americano, el resto achacó que fuese el primer día en la oficina. No obstante, el interior condimentó una actuación correcta con 8 puntos y 4 rebotes en la hoja estadística. Su primer lunar llegó con la disputa del Costa del Sol. En ambos partidos, ante el Alba Berlín y el Real Madrid, se cargó pronto de personales y eso fue un hándicap. No se cataloga como problema aún, pero debe readaptarse al arbitraje ACB.

En Granada, ya con Giorgi Shermadini en dinámica, tenía un nuevo examen para reivindicarse. Y lo cierto es que se vieron brotes verdes en su rendimiento en la ciudad nazarí. Desacertado en el lanzamiento, acabó el torneo con un 1/11 en tiros de dos, se le comenzaron a ver sus dotes para el rebote. 9 por noche, destacando sobre el resto los 10 se cogió ante interiores potentes como los del Gran Canaria. También es muy positivo en clave Plaza que muchos de ellos sean ofensivos. Con su fichaje una de los aspectos del juego que se quería potenciar era ese y si este nivel se hace cotidiano, lo cual no es sencillo por otra parte, el equipo pegará un salto considerable.

Preocupa menos lo del tiro, puesto que con más rodaje lo esperado es que esos porcentajes suban. Esa buena labor en el aro propio, donde también puso 2 tapones antes los canarios, debe servir de acicate para que el americano se recupere anímicamente de unas primeras semanas que no le tenían altamente satisfecho.

Cabe destacar también esas dos asistencias por encuentro. Alabó públicamente el entrenador la capacidad de pase del pívot, diciendo que era un base jugando de cinco, porque piensa que esta virtud sirve para descongestionar el juego colectivo.

No es Augustine un tipo del que se espera un sobresaliente cada noche, pero sí un jugador del que no se prevén altibajos. Un complemento de lujo para la plantilla verde al que Plaza le tiene guardado un papel preponderante. Su capacidad para sumar dentro y fuera de la pista dará un plus al club cajista. Granada, donde ha jugado sus primeros minutos al cuatro, debe ser su pista de despegue. El viernes, ante uno de sus ex, tendrá otro buen escenario para seguir encontrándose.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios