Incertidumbre con las ventanas

  • El club tiene la certeza de que los convocados estarán ante CSKA, aunque hay dudas de que no acudan al segundo choque clasificatorio

  • Barça y Panathinaikos ceden a algunos jugadores

Sasu Salin y Adam Waczynski, en un encuentro del pasado Eurobásket. Sasu Salin y Adam Waczynski, en un encuentro del pasado Eurobásket.

Sasu Salin y Adam Waczynski, en un encuentro del pasado Eurobásket. / efe

A un día de que que echen a andar las ventanas FIBA aún no existe certeza para los clubes de Euroliga de qué va a ocurrir con sus jugadores. La inmensa mayoría no están convocados, aunque existen algunos casos que dibujan el panorama abierto.

En clave Unicaja, después de que Sergio Scariolo no incluyese a Alberto Díaz entre los elegidos, se está pendiente de varios nombres. Casi cerca de la mitad de la plantilla aún no ha renunciado de forma pública a ayudar a su país en la fase clasificatoria, estando todos ellos preconvocados con sus países. Es el caso del trío de serbios (Nedovic, Milosavljevic y Musli), Waczynski, Salin y Shermadini.

El que más complicado tiene ir con su país es Waczynski, que juega el domingo en Lituania

Sí existe seguridad en el seno de la entidad de Los Guindos de que Joan Plaza podrá disponer de todos sus jugadores en el encuentro de mañana ante el CSKA de Moscú. No existe idéntica certeza de que algún integrante de este sexteto no viajará a echar un cable en el segundo encuentro de esta ventana de noviembre.

Cada combinado nacional posee el derecho de cambiar la lista 24 horas antes de cada encuentro, estando eso sí los sustitutos dentro la convocatoria inicial de 24 jugadores. Conviene apuntar que ni Salin, Waczynski y Shermadini aparecen en las plantillas, ya reducidas, de sus selecciones en la página web de la FIBA.

La decisión de los jugadores, compleja por sí sola al quedarse a mitad de camino entre sus clubes y su país, tiene un agravante en el caso del Unicaja. La situación deportiva no es la idónea para bajarse del barco por unos días, lo que puede favorecer una negativa a las selecciones. No obstante, el resultado de mañana en Euroliga ante los rusos puede antojarse fundamental en el devenir de los acontecimientos.

Descontando que acudan al primer choque clasificatorio, el que más complicado tiene acudir al segundo es el alero polaco. Polonia juega el domingo (19:00) en Klaipeda frente a Lituania, lo que dificulta por tiempo a Waczynski viajar al país báltico. Debería enlazar varias combinaciones para llegar a tiempo, lo que, a priori, parece una clave negativa. En este caso, serían los de Mike Taylor uno de los combinados menos afectados, ya que podría acudir el resto de jugadores que sí estuvieron en el Eurobásket, entre los que destaca el aurinegro Mateusz Ponitka.

El caso de Sasu Salin es diferente. Con Lauri Markkanen como baja segura, la participación del cajista y del blaugrana Petteri Koponen en las ventanas FIBA se ha traducido en cuestión de estado en el país nórdico. De hecho, el Ministro de Cultura, Deportes y Asuntos Europeos finlandés, Sampu Terho, envió una carta a los presidentes de ambas instituciones, Eduardo García y Josep María Bartomeu, para que cada uno libere a su jugador y le permita acudir a la llamada. Los de Dettman disputan su segundo choque el lunes en Helsinki (18:30) ante República Checa, que no podrá contar con sus estiletes, Tomas Satoransky y Jan Vesely.

Más particular es el caso de los balcánicos y del georgiano. Los serbios dejaron entrever hace unas semanas el deseo de jugar para Sasha Djordjevic el lunes en Belgrado (20:00) ante el país de Shermadini. El pívot de Tbilisi tenía intención de no acudir con su país, aunque tras conocer la intención de sus compañeros se repensó su postura. Las próximas horas serán claves en este sentido porque en caso de viajar el lunes por la mañana no podrían estar en Málaga, sí al mediodía tras coger un vuelo dirección a la capital de la Costa del Sol con enlace en Roma.

Al hilo de estos casos, existen clubes de Euroliga que ya han confirmado la cesión de sus jugadores para los choques del 26 y 27 de noviembre. El Barça dio permiso a Kurucs y Vezenkov -en el ostracismo por Sito Alonso- para jugar con Letonia y Bulgaria. También el Panathinaikos dio rienda suelta a Calathes, Antetokounmpo y Vogiukas para ir con Grecia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios