unicaja

Momento de reflexión

  • La ACB sufre un parón por la disputa de la Copa y las ventanas FIBA, con el Unicaja en quinta posición

  • La condición de cabeza de serie para el 'play off', objetivo prioritario en la recta final

Los jugadores, antes de un tiempo muerto en uno de los encuentros de esta temporada. Los jugadores, antes de un tiempo muerto en uno de los encuentros de esta temporada.

Los jugadores, antes de un tiempo muerto en uno de los encuentros de esta temporada. / javier albiñana

El calendario concede un respiro a la ACB, en la que no volverá a botar un balón hasta marzo. No para la competición para el Unicaja, que deberá dar la cara entre medias en la Copa del Rey y en la Euroliga. El Real Madrid -si supera los cuartos otro rival- y Maccabi -con la idea de no descolgarse del hilo que pende del Top 8- se postran en el horizonte más próximo. El asueto de la Liga Endesa obliga a una reflexión para afrontar con garantías una recta final de suma importancia.

Las 20 primeras jornadas se traducen en una amalgama de sensaciones, donde prevalecen las positivas. El conjunto de Los Guindos se sitúa en quinto lugar, con 12 victorias y 8 derrotas. Sucede que está tan comprimida la tabla -anda empatado con Gran Canaria y Fuenlabrada-que cualquier despiste mueve el avispero. Solo el Real Madrid sobrevive en su atalaya particular en lo más alto.

La temporada del Unicaja se entiende desde una dinámica alcista. No obstante, el pico bajo se saldó con tres traspiés consecutivos -Baskonia, Gipuzkoa y Morabanc Andorra-, que luego se pudo revertir. No consiguió el equipo enlazar rachas positivas de la Euroliga a la ACB o viceversa. De hecho, cuando mejor estuvo en una, patinó en la otra. Tanto es así, que en solo dos semanas venció en ambas desde octubre.

Los extremos para los de Plaza estuvieron en la segunda plaza y en la décima. Con el visado a la Copa en el disparadero, el equipo ensartó seis triunfos, racha que cortó anteayer en Vitoria.

Los cajistas exhibieron una fiabilidad notoria en el Carpena, donde el balance es claramente positivo (8-1). El que se perdió, por la mínima ante el Baskonia con cesta sobre la bocina de Voigtmann. No obstante, aún resta la visita de Real Madrid y Barça al Carpena. Amplio margen de mejora existe en la carretera. Un superable 4-7, que ahora coarta. Se dobló la rodilla en pistas que, a priori, parecían factibles de conquistar. También se viajó al Palau, WiZink Center y Buesa.

El equipo experimentó una madurez sugerente con el paso de los meses, que tuvo su germen en noviembre. La prueba más clarividente de ello es que el Unicaja no salió trasquilado días atrás de las bajas de Nedovic y Brooks. Al inicio de campaña, la ausencia del serbio se contó por derrotas.

En lo numérico el conjunto verde puede presumir de interesantes tendencias. Se coloca en la Liga Endesa como la mejor defensa, con 74,4 puntos encajados por noche. También lidera la efectividad desde el tiro libre (81,9%). En el tercer escalón se sitúa en rebotes ofensivos, seña de identidad de los equipos de Plaza, con 11,8 por choque. Un saldo, más o menos, equilibrado guarda entre pérdidas (11,7) y recuperaciones (7,21). El tiro de dos (52,1) y el de tres (34,7%) deben ser dos asignaturas pendientes para escalar.

Un grupo que ha demostrado estar equilibrado en el interior, con el acople progresivo de Shermadini y el excelso rendimiento de Shermadini. Brooks y Suárez también se combinaron para dejar un cuatro solvente. Todo con el ostracismo de Okouo y la salida de Musli a Bamberg. Más consistencia se demanda en la línea exterior, donde se dispone de armas suficientes. Sobre todo, en el base donde McCallum debe aportar más regularidad.

En el apartado individual, al ya mencionado Augustine, sobresalió Nedovic, con todo tipo de licencias. Está alcanzando la regularidad que su talento le permite. Igual de reseñable que el paso adelante de Waczynski, muy alejado de ese jugador bidimensional que llegó a Málaga.

El desafío prioritario para la recta final de campaña se entiende en la consecución de la cabeza de serie para el play off, que facilitaría ser el mejor equipo sin licencia A, salvoconducto para volver a la competición más preciada, la Euroliga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios