unicaja

Nedovic dispara alto

  • El serbio cree que hay nivel para "jugar una final"

  • En lo personal, el reto es dar el do de pecho cada noche

Nemanja Nedovic, junto con Luis Larrodera en el acto de presentación de la nueva temporada de la ACB. Nemanja Nedovic, junto con Luis Larrodera en el acto de presentación de la nueva temporada de la ACB.

Nemanja Nedovic, junto con Luis Larrodera en el acto de presentación de la nueva temporada de la ACB. / acb photo

La temporada 2017/2018 de la Liga Endesa ya es una realidad. Ayer tuvo lugar la puesta de largo de una nueva campaña con Luis Larrodera y Soraya Arnelas de maestros de ceremonias este septiembre. Hubo homenaje a tipos legendarios como Felipe Reyes, Juan Carlos Navarro y Álex Mumbrú por sus 20 temporadas al máximo nivel. También invitados de lujo, entre ellos Nemanja Nedovic, punta de lanza del nuevo Unicaja.

Tras el acto, el escolta sacó el bisturí para desgranar el pasado, presente y futuro del club cajista. Ilusionado por volver a la Euroliga, algo que aseguró que fue clave en su decisión de seguir en Málaga, y desveló una buena conexión con uno de los nuevos que amenaza con quitarle unos pocos flashes, McCallum. "Con él va a ser más fácil", confesó.

En el entorno y también en el propio vestuario existe la percepción de que la Supercopa fue un gran oportunidad perdida, aunque puede ser buen punto de partida. "Creo que no podemos jugar peor que en la primera parte. Fue muy raro. Yo hice un airball desde la línea de tiros libres y eso no me pasó en mi vida. Con equipos como Valencia tienes que jugar 40 minutos", a lo que sumó: "Espero que el equipo dé un paso adelante y juegue 40 minutos cuando empiece la Euroliga y los partidos importantes".

Este primer traspié no esconde el buen sentir del serbio con el nuevo plantel. "Estoy muy muy satisfecho", aunque prefirió no establecer comparaciones: "El año pasado tuvimos muy buena química y por eso ganamos Eurocup. Este año el equipo es diferente".

De su feeling con McCallum depende en gran parte el salto del equipo. "Es bueno, es un base puro. Tiene gran experiencia en la NBA, ha jugado en los Spurs con Popovich y eso muestra que tiene mucha calidad. Va a ser más fácil para todos los jugadores, especialmente para mí que me gusta jugar con un base que me entiende", se deshizo en elogios hacia el americano.

No esquivó preguntas sobre la situación de Musli, con el que guarda una estrecha relación: "Creo que está bien. Estoy hablando con él mucho y es consciente de la situación. Sólo paciencia y trabajo y la oportunidad va a aparecer seguro. Es una temporada muy larga y tenemos que rotar jugadores".

Por muchas variables, entre ellas la llegada del de Detroit, el librillo de Plaza ha sufrido una vuelta de tuerca. "Tenemos jugadores muy rápidos, con mucho talento y nuestro baloncesto va a ser más rápido. Con más tiros y corriendo mucho", aseguró.

En clave Nedovic, la campaña que empieza en cinco días tiene un cariz especial. Un efecto trampolín. "Quiero ser regular, que todo el equipo sepa que puede contar conmigo cada partido. El año pasado no pude por las lesiones", dijo. Mismo baremo que pone para el colectivo: "Tenemos mucho margen de mejora, especialmente en la Copa del Rey. Tenemos calidad para jugar una final".

Todo con una de las hojas de rutas más exigentes de siempre. "No recuerdo una Liga ACB tan fuerte. Va a estar muy interesante", manifestó, a la vez que reconoció no importarle el masificado calendario: "No me preocupa la carga de partidos porque a mí me gusta más jugar que entrenar. Vamos a tener más partidos, más oportunidades para jugar contra jugadores de muy alto nivel como Navarro y Spanoulis. Es una buena oportunidad para nosotros y para nuestros futuros". A lo que agregó: "Tenemos 15 ó 16 jugadores en la plantilla, contando a los jóvenes. Además estoy seguro que el club tiene un buen plan para que la temporada sea más fácil, como los chárters".

Si algo motiva a Nedovic es la sede de la Final Four en esta edición. Su ciudad, Belgrado, será epicentro en mayo del baloncesto europeo, aunque el balcánico prefiere mirar de reojo aún. "Es un sueño y no sé si es real hablar ahora de eso. Tenemos que ver cómo vamos a empezar la temporada porque jugamos contra el campeón de Europa el primer partido. Va a ser muy difícil, creo que todo el equipo tiene ganas de competir.Un reto nuestro es competir cada partido de la Euroliga y espero que podemos hacerlo", aclaró.

El desafío es mayúsculo, pero el escolta manifestó encontrarse en el contexto idóneo para afrontarlo. "Tengo la confianza del entrenador y de la gente de Málaga", remachó un Nemanja Nedovic que dispara alto en la antesala de un curso sin cuartel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios