khimki | unicaja

Objetivo: estirar el chicle

  • El Unicaja visita al Khimki, uno de los equipos a descabalgar del 'play off'

  • Primer partido sin Nedovic, en el que tampoco estará Jeff Brooks

James Augustine anota por encima de Walter Tavares. James Augustine anota por encima de Walter Tavares.

James Augustine anota por encima de Walter Tavares. / javier albiñana

El calendario asimétrico permite que el Unicaja se encuentre esta tarde con el rival que le permitió creer hace no tanto. El que le echó una cuerda desde el grupo selecto para que trepase y se colase por la pequeña rendija que se abre en un corte que cada semana resulta ser más vasto. Un play off que requiere una puntualidad que a veces se convierte en un desafío ciclópeo.

Se bajó de ese carro de excelencia el Unicaja, que pagó un sobreesfuerzo en la Liga Endesa en la batalla por la Copa. De los 5 choques de enero, solo el Real Madrid dobló la rodilla ante los de Plaza. Esa suma de derrotas no le bajó de la décima plaza, pero sí le dio pendiente a la cuesta. Desde arriba se asoma el Khimki, de los pocos rivales que aún se pueden descabalgar de los 8 primeros. Con CSKA, Olympiacos, Panathinaikos, Fenerbahce y Real Madrid con visado casi fechado para el Top 8, cabe pensar que los únicos que pueden traquetear de aquí al final son los de Bartzokas, el Zalgiris -su rendimiento indica justo lo contrario- y el Maccabi. Tres plazas de alto costo, que no esperan.

Los moscovitas tienen la oportunidad de pegar otro estirón. De darse la victoria ante el Unicaja -uno de los clubes que optan al Top 8- la brecha se abriría a cuatro encuentros. Quedando después de hoy 10 jornadas, el margen de error sería exiguo.

Todo con un calendario amable para los de Los Guindos en el horizonte más próximo. Efes y Maccabi son los siguientes en visitar el Carpena. Efecto inverso tendría un triunfo malagueño, que los colocaría a dos y con el average en el zurrón para hipotéticos desempates.

Alguna tribulación pasaron los rusos, que taparon las heridas con el comienzo del nuevo año. Las dudas se acrecentaron tras el discontinuo rendimiento en la VTB League, donde andan quintos. Apretaron el pie los de Bartzokas, que se apuntaron puntos de prestigio tras vencer al Estrella Roja en Belgrado y avasallar al Olympiacos en casa. Resisten a la baja de Thomas Robinson -que está a semanas de volver, aunque aún permanece en Estados Unidos tratándose-, su referencia por dentro. Creció el papel de Malcolm Thomas, que ha sacado jugo de la ausencia de su compatriota. También Gill y Honeycutt, que ganaron más peso. En la ida el Unicaja contuvo bien a todos los tentáculos de Shved, aunque repertilo representa suma dificultad.

La misión de asaltar Moscú requiere de más heroicidad por las bajas de Nedovic y Brooks. Supo el equipo resarcirse a las del italoamericano, pero no a las del serbio. De hecho, no sabe lo que es ganar con el escolta vestido de calle esta temporada. Toca dejar los complejos en el vestuario y que el pastel se reparta entre los que sí han viajado. Con especial atención se mirará a Salin, Soluade y Milosavljevic, principales presbíteros hoy. La ausencia de Brooks puede darle un poco de cuerda a Viny, como aseguró Plaza.

El Arena Mytishchi es un escenario desconocido para el Unicaja, que nunca jugó allí. Sí puede ser ese revitalizador que necesitan los malagueños para volver a engancharse al Top 8. Lo peor, también puede dejarlo con un pie en el precipicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios