Plantilla completa con asterisco

  • El club cuenta con Musli, aunque estudia varios perfiles ante una hipotética salida del interior balcánico

Dejan Musli intenta taponar a Jonas Maciulis. Dejan Musli intenta taponar a Jonas Maciulis.

Dejan Musli intenta taponar a Jonas Maciulis. / marilú báez

Oficialmente la plantilla del Unicaja está cerrada, aunque no sería de extrañar que algún integrante se bajase del barco antes de que el equipo eche a andar frente al Fuenlabrada. En este punto, todos los focos apuntan a Dejan Musli. Aunque el serbio aún tiene vínculo con el club, internamente existen diversos pareceres acerca de su continuidad.

Joan Plaza desearía darle una vuelta de tuerca a lo que hay. Con el plantel cerrado, quedaría tiempo para rizar el rizo. El catalán, descontento con el balcánico desde los últimos meses del curso anterior, estima que Musli es un cromo repetido con Shermadini. La fuerte apuesta por el georgiano deja al serbio como la pieza prescindible. No obstante, el pívot, que se encuentra entrenando en Belgrado estos días, ya tiene en su mano la citación para el día 16 de agosto, fecha en la que comienza la pretemporada.

La salida del cinco no es sencilla. Al elevado sueldo que percibe, prohibitivo para la gran mayoría de contendientes del Unicaja, se sumó la semana pasada la rotura de la relación con su agente Misko Raznatovic. El interior está aún sin agente y ello dificulta de manera considerable una hipotética salida ya que los tiempos se alargarían en demasía. Por si fuera poco, el Morabanc Andorra, uno de los pocos equipos que mostró interés en su contratación, cerró ayer el puesto de pívot con la cesión de Moussa Diagné, que se suma al fichaje de Przemek Karnowski.

Las semanas que vienen van a ser fundamentales en la resolución de este caso. No obstante, el Unicaja ha activado la maquinaria para que una posible salida no le pille con el pie cambiado. La entidad cajista ha estudiado varios nombres que reforzarían la pintura si Musli no continúa. De puertas hacia fuera el plantel está hecho, pero habrá que estar atento. No parece estar dicha la última palabra entre Musli y el cuadro cajista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios