Unicaja

Plaza: “Quiero que seamos verticales, sin perder la estructura defensiva”

  • El entrenador se mostró contento por la mejoría del equipo con las semanas y advirtió del peligro de Valencia

  • “Estoy encantadísimo con él, nos va a dar muchos pluses”, explicó de Augustine

Joan Plaza da instrucciones a sus jugadores en una de las sesiones de esta pretemporada en el Martín Carpena. Joan Plaza da instrucciones a sus jugadores en una de las sesiones de esta pretemporada en el Martín Carpena.

Joan Plaza da instrucciones a sus jugadores en una de las sesiones de esta pretemporada en el Martín Carpena. / javier albiñana

La dinámica positiva que arrastra invita al optimismo de cara a la semifinal de la Supercopa que enfrenta al Unicaja con el Valencia Basket el viernes en Las Palmas. “Nos apetece jugar la Supercopa y hacerlo bien. Nos gustaría venir de allí contentos y no digo nada si lo consiguiéramos. Somos conscientes de la dificultad de enfrentarnos al campeón de liga”, a lo que agregó: “Llegamos en un momento bueno, con buenas sensaciones. Los chicos que se han incorporado han entrado con buen pie y los antiguos los han acogido bien. La química que se está generando es bonita. Veremos si en los momentos importantes de la temporada se mantiene”.

Los primeros amistosos están permitiendo ver a un plantel que quiere ser más vertical, pero sin perder sus señas de identidad. “No podemos perder la estructura defensiva. Quiero eso y que seamos verticales adelante. Una jugada ante Guaros que Dani Díez metió en la esquina refleja a la perfección ese nivel de generosidad va bastante acorde a mi filosofía y a lo que el equipo quiero que transmita”, comentó el técnico.

La llegada de jugadores como Augustine o Shermadini invitaba a un cambio de gravedad en el juego. “No podemos correr si los pívots no cogen los rebotes defensivos que nos permitan ir adelante. Si no tenemos pívots que generen mucha atracción tampoco los tiradores no van a quedar solos. Es una consecuencia. Yo firmaba 60 % de los puntos de los exteriores y 40 de los interiores”, matizó.

Aunque confirmó no haber visto “poco” sobre su nuevo rival, sí afirmó que el verano los hace más peligrosos. “Conservan muchas cosas del año pasado, varios sistemas, han mejorado el equipo en algunas posiciones, la aportación de Green, Pleiss y Abalde lo engrandecen más. El perímetro es muy nacional por lo que hablamos de una calidad enorme y creo que defenderán muy parecido a Tenerife”, explicó.

También hubo tiempo para hablar de los nuevos. De un Dragan Milosavljevic con el que tendrá la primera toma de contacto mañana cuando la expedición tome rumbo a Las Palmas. “Inevitablemente tendrá una adaptación más difícil. El primer entreno lo va a hacer mañana en Gran Canaria…no espero anda de él a corto plazo. Es muy estricto y serio e incluso quería tener los sistemas mientras estaba con Serbia. Quiere implicarse, pero tendrá su tiempo más después de jugar una final. Hasta dentro de 2 o 3 semanas no podremos ver al mejor Dragan”, dijo.

Y de un Augustine del que solo tiene buenas palabras. “Estoy encantadísimo con él. Nos va a dar una cantidad de pluses fundamentales en pista y fuera. Le está costando más porque tenía prohibido tirar a 4 metros y algunas cosas más, que yo le voy a permitir hacer. Es una cosa de hábito que hagas sin pensar y va a tener el tiempo. Los jugadores están enamorados de él y se nota cuando lo buscan. Ese nivel de experiencia de Augustine es lo que queremos todos los jugadores los entrenadores de ACB y Euroliga. Creo que nos va a dar mucho”, afirmó del pívot estadounidense.

Por último, se alegró por la medida de la ACB de limitar la competición a 16 equipos e imploró por un acuerdo para una hoja de ruta menos cargada. “Jugar tantos partidos es contraproduncente. Hemos de ser listos en ACB y ver de qué manera podemos mantener a equipos que no juegan solo una competición. Hay que ajustarse a una competición más real. Vamos a jugar 70 partidos y tenemos que jugar mucho tiempo en ACB, Euroliga, Copa del Rey…Creo que es excesivo, hay que regularlo. Cada uno querrá mantener su cuota, es lícito, pero nos hemos de poner de acuerdo”, a lo que añadió: “Me gustaría que surgiera una persona que tuviera el respeto de estas entidades y que hiciera un calendario más real y que los jugadores estuvieran más respetados. Cualquier ajuste me parece más que lógico y necesario”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios