unicaja | khimki moscú

Plaza festeja la recompensa

  • "Estoy satisfecho, llevamos varios partidos a buen nivel; los chicos están trabajando muy bien y merecían ganar un partido así", celebra el técnico, que cree merecer "una o dos victorias más"

Joan Plaza gesticula durante el encuentro de ayer. Joan Plaza gesticula durante el encuentro de ayer.

Joan Plaza gesticula durante el encuentro de ayer. / daniel pérez / efe

Resulta un ejercicio bastante complicado ver sonreír a Joan Plaza, aunque de vez en cuando se sienta en la sala de prensa del Martín Carpena henchido de orgullo con sus jugadores. Ayer fue ese día. "De lo que estoy más satisfecho es que llevamos varios partidos a buen nivel. Los chicos están trabajando muy bien y merecían ganar un partido así. A veces es injusto verte último, pero dentro del equipo creemos que merecemos una o dos victorias más", celebró el coach cajista.

Fue una noche de virtudes la que tuvo el equipo verde y el entrenador catalán no dudó en compartir ese deleite con los periodistas presentes durante su alocución: "El equipo va adquiriendo una madurez que nos permite una buena defensa. Defensivamente estamos manteniendo el tono, pero hemos incrementado el contraataque. Jugamos con más verticalidad. Ha habido pocas pérdidas, un gran número de asistencias y hemos logrado hacer el campo muy grande. A ellos les ha costado y creo que nos lo merecemos".

En ese tono más relajado y suelto continuó su análisis Plaza, que también acabó muy feliz de cómo fueron reduciendo sus jugadores el caudal ofensivo del conjunto ruso. "Ganar a un equipo de ese grado de efectividad tiene mucho mérito. El equipo, como está demostrando, sigue creyendo en lo que está haciendo. Nos divertimos y tomamos riesgos. Después hemos empeorado su porcentaje, su calidad en el tiro".

Al respecto de ese crecimiento coral, especialmente en la anotación, Joan Plaza ofreció alguna clave evidenciada contra el Khimki. "El motivo principal es que apretamos el culo detrás, eso nos genera más contraataques, jugamos con más verticalidad, nos conocemos mejor. Por ejemplo, los pases de Alberto a Augustine ya nos gustaría hacerlos desde el primer día", contó.

A veces amante de enjuiciar los rendimientos individuales, otras no tanto, ayer no pudo evitar celebrar el paso adelante que ha experimentado Adam Waczynski en los últimos encuentros. El jugador polaco empieza a ser un jugador con peso en los partidos y con capacidad para desequilibrar en el electrónico. "Lo primero que está haciendo es entender que está jugando en una liga y en una dinámica que le exige tener una preparación física y mental alta. No le he visto tan bien físicamente como hasta ahora. Está en una buena dinámica, la gente sabe encontrarlo y además se está atreviendo no sólo a tirar de tres, sino a penetrar, a jugar al poste bajo y a rebotear. El mérito es suyo y del equipo", relató el preparador catalán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios