Plaza pone el foco en el tiro

Exhibió el Unicaja dos caras distintas en menos de 48 horas. Una más consistente y corajuda y otra más guadianesca. Esa última no dio opciones ante el Madrid y Joan Plaza incidió en esa vía. "Una vez más ha ganado quien más lo ha merecido. Ha habido dos grandes parciales al inicio y durante el tercer cuarto entero. Acabamos el partido ganando dos cuartos cada uno, pero eso ni nos compensa ni nos alegra", explicaba en primera instancia, para tratar de lleno el gran problema: "No nos podemos permitir estos dientes de sierra tan pronunciados. Hemos de ser más estables físicamente y emocionalmente".

Aquejó el entrenador catalán las roturas blancas a la mala decisión de sus jugadores a la hora de lanzar a canasta. "Normalmente estos parciales vienen por malas decisiones o por balones perdidos, pero si os fijáis solo hemos cometido 10 pérdidas, que es algo que soñamos todos. Laso, yo y cualquiera que se precie a este nivel. Creo que ha sido una mala selección de los tiros", dijo, poniendo el foco en la diferencia de acierto: "La diferencia en porcentajes les ha permitido correr y que anoten muy fácil. Algunos han sido tiros muy liberados y al ser rebotes largos y han corrido y se han venido arriba. Para ganar en Madrid hay que ser más estables a todos los niveles".

Hemos de ser más estables físicamente y emocionalmente, no nos podemos permitir estos dientes de sierra

Reconoció Plaza que las lesiones de Kuzmic y Randolph no insuflaron confianza al plantel cajista. "No me fío del Madrid porque como muestra el último cuarto ante el CSKA, sin esos dos lesionados, fue de libro. Muchas veces cuando te falta un jugador, pues aparece otro jugador. La gente da un paso adelante cuando hay un lesionado. Si no me equivoco, hoy la sido la mayor puntuación de Carroll", sentenció.

Cuestionado por la dureza del calendario, el técnico rehuyó las excusas. "Yo no pongo excusa de nada. Han ganado porque han sido mejores y hemos de afrontar el calendario. Hemos jugado en una semana con los tres mejores de Europa. Nos hemos testado y hemos visto cuál es nuestro nivel. Perder contra el Olympiacos y el Madrid fuera entra dentro de lo normal. Fuimos más competitivos en Atenas, pero hemos de intentar ganar. No creo que el cansancio haya sido responsable. Sí más esa ansiedad que nos ha forzado", para admitir la complejidad que trae la semana que hoy empieza: "¿Queremos jugar con los mayores? Pues hay que apretarse los machos. Tenemos una semana muy dura con rivales muy directos, con dos partidos en casa, y hemos de saber cuáles son nuestras prioridades en el calendario. Dentro del vestuario las sabemos y vamos a afrontarlas bien. Orgullosos de tener este problema".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios