valencia basket | unicaja

Primer paso al confeti

  • El Unicaja se mide al Valencia Basket en la primera semifinal de la Supercopa Endesa con el objetivo de meterse en la final de mañana

  • El dúo McCallum-Nedovic se antoja decisivo

Suárezy Thomas en uno de los partidos de la Eurocup del curso pasado. Suárezy Thomas en uno de los partidos de la Eurocup del curso pasado.

Suárezy Thomas en uno de los partidos de la Eurocup del curso pasado. / Javier Albiñana

Siempre es una oportunidad el tener la posibilidad de disputar un título. Los esfuerzos se multiplican, la ilusión alcanza límites insospechados y la adrenalina te permite jugar sintiéndote tan ligero como el aire. En el deporte, como en la vida, hay que tratar de aprovechar todas las opciones posibles que se presenten, y en el caso del Unicaja, tener la posibilidad de sumar un título a sus vitrinas es motivo de vestirse como en las mejores noches. Pero hay que dejar una cosa clara: la oportunidad es obligatorio lucharla, aunque no es seguro conseguirla. Sobre todo cuando tienes enfrente a tres colosos del baloncesto nacional: Valencia Basket, Real Madrid y Herbalife Gran Canaria.

Contra los primeros se medirán esta tarde (19:30 horas, #0) en la primera semifinal de la competición que se disputa en el Gran Canaria Arena. Los valencianos llegan tras un verano de felicidad, después de conseguir su primer título de campeón de la ACB en junio. A pesar del éxito, el encargado de dirigir la nave taronja no es Pedro Martínez, sino Txus Vidorreta. El vasco afronta una temporada más que ilusionante en su ya larga trayectoria en los banquillos de la Liga Endesa tras hacer campeón de la Champions League al Iberostar Tenerife. El comienzo no le está siendo fácil, con gran parte de su plantilla en el Eurobásket hasta sus últimos días, lo que hace que no haya podido trabajar con todo el grupo hasta ahora. Los valencianos llegan con las bajas de Latavious Williams, Alberto Abalde y Antoine Diot, y con San Emeterio, Sastre y Vives con apenas dos entrenamientos con su equipo en las piernas. Su balance de pretemporada no ha sido bueno, con dos victorias y cuatro derrotas, pero sí hay noticia realmente positiva para sus intereses: el rendimiento ofensivo de su fichaje más ilustre del verano, Erick Green, con 17.3 puntos por choque.

McCallum y Green son los más anotadores en la pretemporada de ambos equipos

Aunque siempre es importante conocer todos los entresijos del rival, el Unicaja debe mirar en su propia camiseta. Los de Joan Plaza han modificado el equilibrio de su plantilla. Las llegadas de Shermadini y Augustine han dotado de músculo la pintura malagueña, que tiene en su backcourt a una de las duplas con más pólvora de la Liga Endesa, la formada por Nemanja Nedovic y Ray McCallum. El base estadounidense ha resulto todo tipo de dudas en los cinco encuentros que los cajistas han disputado esta pretemporada (balance de tres victorias y dos derrotas). No solo por su capacidad anotadora (20 puntos por encuentro), sino por su implicación en el juego de su nuevo equipo. Con el poco rodaje de los exteriores valencianos, la aportación de los dos puntales verdes se antoja decisiva para poder estar en la final de mañana.

Aunque el factor emocional también lo será. La ambición por conquistar un título inédito para ambos cuadros estará en el parqué. La final espera con el recuerdo de la pasada Eurocup muy presente. Hoy se baja el telón y el Unicaja quiere escribir la primera página de un nuevo libro que, espera, sea un bestseller. No hay mejor prólogo que un baño en confeti.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios