unicaja

Primeras pinceladas

  • Antes de la llegada de los internacionales, el Unicaja ha mostrado en las pruebas iniciales querer meter una marcha extra en ataque

  • McCallum y Soluade ofrecen garantías

Augustine dialoga con Joan Plaza. Augustine dialoga con Joan Plaza.

Augustine dialoga con Joan Plaza. / marilú báez

Antes de la incorporación de los jugadores internacionales, incluido un Nedovic que ya entrena a buen nivel y al que se espera el próximo fin de semana en Granada, el Unicaja ha exhibido una cara buena en los tres primeros test de pretemporada. Hasta que no llegue la competición no se podrá constatar el nivel real del equipo, de los nuevos y de la placa base de la temporada pasada. Pero, a tenor de las palabras de Joan Plaza, se detecta satisfacción con cómo progresa el equipo.

En el análisis de estos primeros partidos no se puede obviar que en el juego interior sólo faltaba Giorgi Shermadini mientras que por fuera no estaban Nedovic, Waczynski, Salin y Milosavljevic. Pero sí se pueden ver algunas ideas de lo que quiere Plaza, la temporada dirá si las puede aplicar o no. De partido, la marcha extra que se buscaba en un base eléctrico es aplicable al resto del equipo. Lo decía Carlos Suárez en la víspera del Costa del Sol y también Joan Plaza en sus comparecencias posteriores a los partidos. Ya el año pasado se aumentó la velocidad de juego, de hecho durante dos tercios de temporada regular el Unicaja estuvo por encima de la mejor media anotadora en ACB de la historia del club. Pero cuando el equipo entró en los play off de la Eurocup redujo el ritmo anotador al tiempo que se solidificaba atrás.

Un detalle que seguramente Plaza ha tenido en cuenta en esta evolución es que la pasada Euroliga fue una de la más anotadora pese al volumen de encuentros que se jugó. La media de anotación se acercó a los 80 puntos por equipo y partido. Y para generar con regularidad esa cifra ante rivales de capacidad atlética y física superior hay que correr y generar más puntos fáciles. "Tenemos que hacer lo mismo pero más rápido", fue el mensaje tras el partido para el Madrid. La media de tiros de campo la pasada campaña del Unicaja por partido fue de 60 (35 de dos y 25 de tres). En estos tres primeros partidos se lanzaron 60, 63 y 65 sucesivamente.

En esa aceleración es clave la figura de Ray McCallum, indudable protagonista en el arranque de curso. Promedia 17.3 puntos en este inicio. Más allá de las cifras, tiene el envoltorio de un jugador diferencial. Hay muchas ganas de verle contra los mejores rivales para calar su verdadero nivel. Si constata ante ellos este rendimiento se puede pensar en un salto de calidad importante. Mejorará seguro a Lafayette y la dirección de Fogg, los otros jugadores en la posición el año pasado. No sólo muestra capacidad anotadora, sino que ayuda en el rebote bastante, esencial para lanzar el contragolpe. No se tome como un boutade, pero en algún instante recuerda al imparable Russell Westbrook de Oklahoma. Sus triples dobles continuos con rebotes incluidos de la pasada temporada no sólo tenían un afán estadístico. Su entrenador estimaba que un rebote defensivo suyo suponía una mayor facilidad para generar ventaja en la transición o contragolpe. A escala diferente, obviamente, puede seguirse un patrón similar. En el Costa del Sol promedió 5.5 rebotes McCallum. Su capacidad de pase (con las dos manos, soltó en Archidona un pase con la izquierda tremendo) ofrece registros. También hay ganas de ver su conexión con Nedovic.

En la citada ausencia de exteriores, Morayo Soluade ha aprovechado la oportunidad para ser una opción más en el exterior. Parte en última línea de parrilla, pero Plaza no le pone techo y le anima a tirar. Igual seleccionó algún lanzamiento de más, pero el descaro lo tiene y exhibido más madurez. Muy activo defensivamente, si ahí da el do de pecho tendrá minutos. En el apartado defensivo seguirá siendo clave para equilibrar el equipo Alberto Díaz, que no metió ningún punto aún en esta pretemporada. Pero su comportamiento y actitud le sitúan como un líder claro del equipo. Carroll evitó que metiera sus primeros puntos. A caballo, Dani Díez también está en otra temporada esencial para establecer su dimensión como jugador. Se le ha visto algún posteo, una suerte que debe introducir en su repertorio para no ser un especialista limitado al tiro y al rebote. Los jóvenes echaron un cable y Rosa, Ibáñez y Carralero tuvieron algún momento brillante.

Por dentro sólo falta uno, pero el uno es el teórico titular, Giorgi Shermadini. Plaza afirmó al inicio de la pretemporada que James Augustine podía jugar minutos como cuatro, pero aún no ha experimentado esa opción. Se detecta cierta tensión entre el entrenador y Musli, que ha sido el último pívot en entrar en los partidos aunque ha jugado más minutos que Augustine y casi los mismos que Viny. Plaza tiene defectos pero sí ha mostrado en este tiempo en Málaga que ha sido justo con un jugador con el que no contaba si se lo ha ganado. Ver la capacidad de pase de los pivots será también un elemento clave para la fluidez atacante. En Granada, el próximo fin de semana, llegan las siguientes pruebas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios