stefan markovic. jugador del khimki moscú.

"Quería ayudar al equipo y no podía, fue la única cosa mala"

  • El balcánico afirma tener buen regusto de su paso por Málaga, con su lesión como único lunar

  • "Siempre quiero estar en pista y jugar, cuando me quitas esto estoy triste", explica de sus últimos meses en el Unicaja

Stefan Markovic, durante un choque de esta temporada. Stefan Markovic, durante un choque de esta temporada.

Stefan Markovic, durante un choque de esta temporada. / vtb league

Sus últimos meses entre la enfermería y la pista quizá nublaron el recuerdo del jugador que pasó por Málaga. Stefan Markovic (Belgrado, 1988), uno de los peones de una generación serbia excelente, el único equipo nacional que puso en duda el reinado en el Viejo Continente de la España de Pau Gasol. Él se bajó del barco tras colgarse una plata en Río para dedicarse de pleno a la vida de club. Se alistó en verano al Khimki y hoy se vuelve a ver las caras con el Unicaja, del que el serbio aún guarda buen recuerdo.

-Segundo año en Rusia. Cambió San Petersburgo por Moscú. ¿Cómo le va?

-Estoy acostumbrándome al tiempo y todo eso. Después de tirarme cuatro años en España... es todo cuestión de tiempo. Poco a poco estoy normal.

-El equipo, a tenor de los resultados, no puede tener mucha queja.

-No miramos muy adelante, estamos en una dinámica de partido a partido. No puedes estar en el futuro porque en un partido lo puedes perder todo. Sabemos que todos los partidos son difíciles y este próximo es muy importante para nosotros. Jugamos en nuestra casa y debemos defenderla.

-¿Es el play off uno de los grandes objetivos del club?

-Estamos dentro, pero quedan 10 jornadas más para acabar la fase regular y cada partido es importante. Si quieres clasificar necesitas ganar todos los partidos en casa y el viernes [por hoy] tenemos un equipo muy duro que viene aquí a ganar. Necesitamos jugar 40 minutos.

-Donde existe más margen de mejora es en la VTB League. ¿Qué les está pasando?

-Teníamos problemas desde el principio porque no estábamos todos. De hecho, creo que todos los partidos lo jugamos con algún problema físico, incluso algunos jugadores no podían. Fueron algunas semanas duras, pero no podemos llorar. Necesitamos luchar y jugar en nuestra competición porque aquí está la salida para la Euroliga la próxima temporada, que es el objetivo del club continuar en este gran nivel.

-En su equipo está Alexey Shved, una de las grandes atractivos de la Euroliga. ¿Qué puede decir de él?

-Mira, es un tío que tiene mucho potencial, que tiene mucho talento para anotar y todo el mundo lo sabe. En los entrenamientos hace lo mismo. Es muy peligroso y muy difícil de defender.

-Ha vuelto a la Euroliga después de una temporada en la Eurocup. ¿Cómo se ha encontrado la competición?

-Esta competición es mucho más dura que la Eurocup, con este nuevo formato de Euroliga hay muchos más partidos y el ritmo es mucho más difícil que la última vez que la jugué. En una semana tienes dobles partidos con los mejores equipos de Europa y es muy duro. Aunque ya sabes, como jugador siempre quieres jugar contra los mejores equipos y los mejores jugadores de Europa y esto es clave. Ahora tenemos 30 jornadas de Euroliga y tienes 30 partidos para jugar contra los mejores, es un desafío para todos, jugadores y entrenadores.

-¿Qué le está pareciendo la temporada del Unicaja?

-Como siempre, ahora en su vuelta a la Euroliga tienen un roster que más o menos no cambió mucho. Los jugadores se van, algunos vienen, pero ese tema es igual desde hace cinco años. Es un equipo que nos ganó en Málaga y ahora necesitamos jugar mejor si queremos ganar.

-¿Han hablado en el vestuario de la brecha que se abriría con su ex equipo de ganarles esta jornada?

-No hablamos, hablamos solo para ganar, que es lo más importante. Nunca sabes que puede pasar en los próximos partidos, el más importante es el siguiente. Miramos solo este partido.

-Pasó dos años en Málaga. ¿Qué recuerdo le queda?

-Pasé buen tiempo, tengo buenos amigos allí. Como mi amigo Manolo Rubia, que me ayudó mucho, también a mi familia. Tengo buenos recuerdos de Málaga. La única cosa mala fue mi lesión. Un jugador que quiere competir... Yo siempre quiero estar en pista y jugar y cuando me quitas esto estoy triste. Esta es la única cosa mala, no tengo buen recuerdo de esto. Tenía una buena vida allí.

-Como dice, le lastró la lesión. ¿Cómo lo vivió?

-Quería ayudar al equipo y el problema es que no podía jugar, no podía ayudarlos para ganar.

-¿Le apetecería volver algún día al Unicaja?

-¿Por qué no? Nunca sabes lo que va a pasar en el futuro, es una buena ciudad y pasamos un buen tiempo. Nunca se sabe en la vida que va a pasar.

-En Málaga aún está Nedovic, que está rindiendo a los mejores niveles de su carrera. ¿Qué le está pareciendo?

-Nedo es un jugar con mucho talento ofensivamente y me alegro que pueda jugar en este nivel. Estoy muy feliz para él, si continúa esto va a ser uno de los grandes jugadores de la Euroliga.

-También Milosavljevic, que aún le anda cogiendo la medida a un nuevo contexto. ¿Le ve con calidad para hacerse un hueco en este equipo?

-Es su primer año que está en el equipo y necesita tiempo para coger ritmo y conocer la filosofía del entrenador. Es un buen jugador y un buen chico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios