"Quiero tener más importancia y ser más inteligente en el juego"

  • El tirador polaco afronta su segunda temporada en el Carpena

  • Recién aterrizado desde el Eurobásket, apuesta por incrementar su impacto en los esquemas de Joan Plaza

"Quiero tener más importancia y ser más inteligente en el juego" "Quiero tener más importancia  y ser más inteligente en el juego"

"Quiero tener más importancia y ser más inteligente en el juego" / Javier Albiñana

Adam Waczynski se enrola de nuevo en el Unicaja tras un verano en el que ha sido el líder de su selección, Polonia, en el Eurobásket. Sin Marcin Gortat, el tirador asumió la responsabilidad ofensiva en el juego de su país. Ahora, de vuelta en Málaga, el "dos y medio", como el mismo se define, quiere dar un paso adelante en su juego siendo más importante en los esquemas de Joan Plaza en un curso más que exigente, con un mínimo de 65 partidos por disputar.

-Acaba de llegar del Eurobásket. ¿Fue una decepción no llegar a octavos?

-Sí. Tuvimos un grupo duro. En el partido contra Finlandia ganábamos de nueve en el último minuto y acabamos perdiendo después de dos prórrogas, con Francia fuimos ganando durante 35 minutos y nos vinimos abajo en los últimos cinco y perdimos de tres puntos, contra jugadores de NBA y Euroliga. Fue muy duro para nosotros. Y en el último partido, con Grecia, ellos jugaron su mejor partido del torneo y nos quedamos fuera. Tuvimos oportunidades, pero nos quedamos fuera por detalles.

-Marcin Gortat dijo que, sin él, veía en usted al líder de la selección polaca. ¿Así lo ha sentido?

-Es lo que quiero ser, el líder del equipo. Tengo una gran responsabilidad y es muy importante para mí jugar para Polonia. Tengo mucha confianza en el equipo y en el entrenador.

-Tras el Eurobásket ya está de vuelta con el Unicaja. ¿Qué tal le va en el regreso a la rutina?

-Muy bien. Me gusta Málaga y el Carpena. Todo está bien, tenemos el mismo apartamento, el mismo colegio para los niños. Estoy contento de entrenar con el Unicaja.

-¿Cómo está viendo a los nuevos fichajes?

-Bien. Shermadini, Salin, Milosavljevic, McCallum... son buenos jugadores. Morayo [Soluade] es un chico joven y con futuro. Todos son buenos jugadores y creo que tenemos un equipo diferente al del año pasado.

-Este año se ha configurado un equipo que puede jugar más interior. ¿Cómo afecta este hecho a su juego?

-Puede beneficiarme. Cuando juegas más interior, la defensa se cierra y tenemos muchas posiciones para tirar, eso es bueno para nosotros. Es lo que pasa con Polonia y Marcin Gortat. Es muy peligroso cerca de canasta, los defensores se cierran y yo tengo más hueco para tirar. Es bueno poder tener jugadores para anotar por dentro y por fuera.

-Es su segundo año en el club. ¿Cómo lo afronta?

-Como dices, es mi segundo año aquí y ya conozco al entrenador y los sistemas, es más fácil para mí. Quiero tener más importancia en el juego del equipo y ser más inteligente que el año pasado. Jugar con más experiencia e inteligencia.

-También es su segundo curso con Joan Plaza en el banquillo. ¿Cómo es el entrenador?

-Es muy buen entrenador. Tiene muchos sistemas que no has hecho antes, y aprendes más rápido con él. Yo venía siendo un tirador y el año pasado iba a los rebotes ofensivos, al contraataque. Ahora soy un jugador más completo. Tengo mucho respeto por él, hace mejores a los jugadores.

-Jugó un par de partidos con el Prokom Sopot en la Euroliga cuando apenas tenía 19 años. Este año vuelve a jugarla ya como jugador consolidado en Europa. ¿Qué expectativas tiene?

-Es la mejor competición de Europa. Juegas con los 16 mejores equipos. Para mí fue un sueño jugar en España y en la Euroliga, quiero dar al equipo todo lo que pueda. La Eurocup fue bien para nosotros y espero dar más este año.

-¿Cómo fue la consecución de esa Eurocup?

-Fue una gran sensación para todos y muy importante para mí. Todo lo que sucedió lo recordaré para siempre.

-Cuando llegó a Málaga se hablaba sobre su posición en la pista. Como escolta o como alero: ¿dónde se siente más cómodo?

-Ahora creo que soy un dos y medio, un escolta-alero. Puedo jugar en el puesto de escolta para tirar y en el alero para el rebote ofensivo y correr al contraataque. Creo que cuando juego como alero puedo jugar más con balón contra aleros a los que les cuesta más defenderme. Dos y medio es mi posición en la pista.

-Aquí en España se dio a conocer con el Obradoiro. Allí tuvo a Moncho Fernández en el banquillo. ¿Cómo se trabaja con Moncho y Joan Plaza?

-Son muy diferentes. Moncho es un muy buen entrenador, con una filosofía diferente, con más tiradores y bloqueos indirectos, mientras que Joan Plaza es muy físico, para jugar más duro y rápido. Mis dos años en Santiago con Moncho fueron buenos como tirador y aquí en el Unicaja puedo seguir aprendiendo muchas más cosas, y eso es importante para mí.

-Este curso acaba contrato. ¿Cómo afronta esta situación?

-Todos los jugadores quieren jugar mejor que el año anterior, esa es mi clave para este año. Vamos a jugar en la Euroliga, son buenas oportunidades para aprender de otros jugadores. Lo que ocurra en el futuro no lo sé. Trabajaré duro.

-Fuera del baloncesto, ¿qué le gusta hacer en su tiempo libre?

-Tengo familia, una hija y un hijo. Me gusta estar con ellos. Cuando vuelvo de entrenar puedo jugar con ellos. También me gustan mucho las nuevas tecnologías, me gustan mucho [ríe].

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios