unicaja

Reestructuración suave

  • El Consejo decide una línea continuista y de refuerzo al personal del club para paliar la marcha del gerente Ángel Bordes

  • Carlos Jiménez pasa de secretario técnico a director deportivo

Carlos Jiménez, en el palco del Carpena. Carlos Jiménez, en el palco del Carpena.

Carlos Jiménez, en el palco del Carpena. / javier albiñana

El Consejo de Administración del Unicaja se reunió ayer para dar su aprobación a la reorganización el funcionamiento tras la salida del gerente, Ángel Bordes. Como ya se había explicado, Bordes había adquirido una importancia capital en el engranaje del club y había que decidir si sustituirle o reformular los roles de las personas que trabajaban en los distintos departamentos del club. Se optó por la línea continuista, la segunda vía. El presidente, Eduardo García, con el respaldo de la entidad financiera, apostó por aumentar la responsabilidad de los actuales miembros del club. Y así lo ratificó el Consejo de Administración celebrado en Los Guindos, el segundo que se celebraba en los dos últimos meses.

Desde la vertiente deportiva, Carlos Jiménez, que en los últimos años había ostentado el cargo de secretario técnico, pasa a ser director deportivo. En principio, más presencia activa en las negociaciones con los agentes. Eduardo García tiene confianza en la labor del antiguo capitán de la selección española y la sintonía con Joan Plaza ha mejorado con el transcurso de las temporadas. El técnico ha confesado que ya ha hablado con Jiménez sobre prioridades para la próxima temporada, tanto de continuidad como de posibles fichajes. En el Consejo salió el tema de la continuidad de Joan Plaza, pero no se tomó ninguna determinación. Sigue la idea de esperar a final de temporada, a la posición del equipo y a si está en Euroliga o no. En cualquier caso, se valora a niveles altos el trabajo del técnico al frente del equipo. No se pierde la perspectiva de los tres nefastos años previos a la llegada del técnico catalán y se valora la estabilidad que ha dado. Contará con el respaldo en temas legales, como la confección de contratos, de un miembro del servicio legal del banco. Así empezó la colaboración de Bordes una década atrás con el club.

Se crea un comité que agrupa todos los segmentos supervisado por el presidente

La idea que trasladó el Unicaja es que se crea un comité de Dirección que establezca las estrategias y acciones a desarrollar en todas las áreas del club: deportiva, administrativa, económica, de comunicación y de marketing. Para hoy está prevista la primera toma de contacto tras el nombramiento. Mireya Jiménez, tras más de una década en el seno del club, asumirá la dirección de Administración, Finanzas y Control Presupuestario. Rosa Mariscal, también con más de 20 años en el Unicaja, tendrá la dirección de Comunicación. La dirección Comercial y de Marketing será para Julieta Martínez-Pardo, que llegó hace un lustro cuando se contactó con la empresa Medeland para reforzar este campo. Junto a estas áreas también se incluirá en este Comité a la Dirección de Relaciones Públicas, Protocolo, Ventas y Marketing Social (José Carlos Gaspar) y la Dirección de Operaciones (Manuel Rubia).

"En el momento actual, se ha considerado que la mejor opción es confiar en los profesionales que conocen perfectamente el funcionamiento interno del club y en una organización que es totalmente capaz de asumir estas responsabilidades", rezaba la nota distribuida por el club. Al frente sigue Eduardo García, que sigue en los consejos de administración de varias empresas participadas por Unicaja aunque el grueso de su tiempo ahora lo dedica al club de baloncesto. La idea es que esta reconfiguración sea duradera. En las últimas semanas en su cargo como gerente, Bordes fue traspasando poderes progresivamente antes de unirse a la ACB.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios