Samuel L. Brooks

  • Jeff Brooks, con quien en el vestuario bromean con su parecido los actores Samuel L. Jackson y Will Smith, se presenta en Vitoria en su mejor momento desde su llegada

Jeff Brooks posa en la pista central del Martín Carpena. Jeff Brooks posa en la pista central del Martín Carpena.

Jeff Brooks posa en la pista central del Martín Carpena. / javier albiñana

Comentarios 0

Jeff Brooks llega a Vitoria tras completar su mejor partido con el Unicaja, esos 16 puntos y nueve rebotes ante el Real Madrid. Emergió como factor X en el partido, si bien su importancia en el equipo ha ido creciendo con el transcurrir de la temporada. Amagaba con muy buenas maneras sin concretar. Brooks va ganando peso también en el vestuario, donde, como en cada equipo que ha estado, aguanta las bromas por su parecido con los actores americanos Samuel L. Jackson y Will Smith. "Uff.. Eso me lo dicen desde hace muchos años, tío", se ríe a carcajadas Brooks: "Cuando me dejo la barba parecida a él siempre me lo dicen: 'Eres Samuel L. Jackson'. Mi mujer hace varios años que estoy con ella y al principio me lo decía y a veces me lo recuerda. En el vestuario me dicen que si voy a rodar Pulp Fiction".

"Es capaz de hacer todo. Puede hacer de todo. Un personaje dramático, una comedia... Me gusta", asegura Brooks, que, no obstante, dice que "mi actor favorito es Will Smith, que también me dicen que me parezco a él. Son mis actores favoritos. No puedo contar algunas cosas que me dicen en este vestuario o en otros".

Tras el paréntesis cinéfilo, toca hablar de baloncesto. "Como equipo, lo más importante es que estamos bien mentalmente. Hemos cumplido objetivos. Estamos en el Top 8 de la Eurocup, en la Copa del Rey, cerca de los mejores en la ACB. Venimos de ganarle al mejor equipo de Europa, el Real Madrid. Es una buena sensación, hay buen ambiente", dice Brooks, que ha vivido un proceso de adaptación, en el que ha ido adquiriendo protagonismo. Juega ya más de 21 minutos por partido y gana peso: "Ahora estoy en el momento donde sé qué es lo que tengo que hacer para ayudar al equipo más, qué es lo que necesita y lo que quiere el entrenador de mí. Tengo mucha confianza, soy agresivo y está madurando mi juego. Juego duro y con confianza, pero además sé lo que se quiere mí. Estoy disfrutando".

"Fue mi momento, todo cuadró, le di al equipo lo que necesitaba de mí y esa es la sensación más gratificante que puedes tener", asegura el jugador de Louisville, la ciudad natal de Muhammad Ali: "A veces atacar el aro, a veces rebotear en ataque. Es lo que intento hacer siempre, pero hay partidos que llegas y otros que no. Me sentí con confianza".

Brooks tiene experiencia en este formato de Copa. Y buena, además. Con el Dinamo Sassari conquistó el título. "Ganamos todo ese año. Es bonito, pero no hay que distraerse, toda la energía es hacia el primer partido. Después, ya veremos", recuerda Brooks, que dice que hay que disfrutar: "Es uno de los mejores momentos del año. Los ochos mejores equipos del país luchan en tres días por un trofeo. No puede haber nada más emocionante".

más noticias de UNICAJA Ir a la sección Unicaja »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios