Waczynski no salva al Unicaja (88-82)

  • El polaco, en su mejor partido de verde, tira del equipo (25 puntos), pero no evita la quinta derrota seguida en la Euroliga

McCallum bota ante Huertas. McCallum bota ante Huertas.

McCallum bota ante Huertas. / Efe

Un extraordinario Waczynski (25 puntos, con 7/9 en triples) no consiguió tirar de todo el Unicaja para ganar en Vitoria (88-82). Compitió hasta el final el equipo malagueño, que encadena varios partidos de Euroliga dignos y decentes pero sin el premio de la victoria. Y va haciendo mella porque el equipo está varado en la última posición tras cinco derrotas seguidas.

El Unicaja fue arrastrando el inicio de partido malo. Fue desolador, invitaba a acordarse de los ridículos de Valencia o Madrid. El Baskonia castigaba la laxitud defensiva, impropia de un escenario y una competición así y que contrastaría con lo que sucedería después. Encontraba las esquinas con tiros cómodos y buenas circulaciones el rival. El ataque del Unicaja se resumía en lo que Nedovic se inventaba. Shermadini volvía a ser un espectro no usado, parecía invisible en la mayoría de los ataques. Y estaba el serbio en una situación incómoda, lejos de su tope físico. Una pérdida en el último ataque propició el contraataque baskonista para que Poirier rubricara un 27-12 tras 10 minutos.

Qué esperar tras la puesta en escena, se temía una paliza. Pero el Unicaja reaccionó bien. 0-7 de salida, con puntos de Díaz, Salin y Brooks. Plaza debe elegir con frecuencia si taparse la cabeza o los pies para potenciar ataque o defensa con los quintetos. Cuando encuentra algo de solidez atrás en ataque estático sufre más. Y viceversa, la inventiva individual de Nedovic en ataque penaliza defensivamente. Granger marcaba 13 puntos de renta adversa (32-19), pero un hecho desafortunada, un tiro solo bajo el aro fallado, despertó paradójicamente a Waczynski. Un triple, un tiro corto tras un elegante movimiento y otro triple para colocarse a cinco (34-29). Y a dos tras un robo tras una orden de zona press de Plaza culminado por McCallum (36-34). Encontró aire el Baskonia antes de que Nedovic anotara sobre la bocina tras una jugada de pizarra (41-36).

La salida del Unicaja tras el descanso fue en la línea del segundo cuarto. Intenso, concentrado, con acierto. Triple de Nedovic, canasta de Waczynski, dos más uno de Suárez... Fluía el equipo malagueño asentado en la defensa, desde el minuto 10 apropiada a lo que se cuece. La coincidencia de Díaz, Suárez y Augustine da consistencia al juego. Y con un Waczynski de dulce la ecuación salía para encontrar vías de agua en ataque. Tenía cuatro puntos de renta el Unicaja (45-49), pero la rotación del tercer cuarto bajó el nivel. Granger, entre algodones, había dado más brío al Baskonia y puntos de Timma y Beaubois daban renta al equipo local al final del tercer cuarto (59-56).

El Unicaja seguía en el partido, respondiendo a los envites del Baskonia, con empates a 60, 62 y 64. La entrada de los primeros espadas debía decantar el partido. La salida de Nedovic fue un castigo, con varias pérdidas que el Baskonia castigó (79-70). También dio varias asistencias el serbio. El partido se convirtió en un fenomenal duelo al sol entre Waczynski y Timma, con una impresionante racha del polaco para meter 12 puntos en un parpadeo. Se acercó hasta cinco puntos (84-79), pero no tuvo la idea clara el Unicaja para poner nervioso a un Baskonia que se llevó el partido.

Baskonia (27+14+18+29) 88: Huertas 4, Beaubois 11, Timma 24, Jones 5 y Voigtmann 8 -quinteto inicial-. Vildoza 2, Janning 10, Granger 6, Poirier 6 y Shengelia 5.

Unicaja (12+24+20+26) 82: McCallum 11, Nedovic 13, Milosavljevic 6, Suárez 5 y Shermadini 2 -quinteto inicial-. Díaz 2, Salin 5, Waczynski 25, Brooks 11 y Augustine 2.

Árbitros: Javor (SLO), Mantyla (FIN) y Laurinavicius (LTU)

Incidencias: Partido de la 11ª jornada de la Euroliga 2017/18. 10.346 espectadores en el Buesa Arena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios