Unicaja

"Había 11.000 personas en el pabellón y esto es para ellos"

  • Waczynski, eufórico tras el triunfo frente al Real Madrid (80-75), del que acabó como MVP

  • Plaza, orgulloso del esfuerzo: "No hemos sido cobardes y pudimos cerrar el partido"

Waczynski busca zafarse de Yusta. Waczynski busca zafarse de Yusta.

Waczynski busca zafarse de Yusta. / Euroleague.net

El Unicaja se llevó una victoria brillante frente al Real Madrid ayudado por la mejor versión de muchos de sus jugadores. Entre ellos Adam Waczynski, máximo anotador del equipo junto a McCallum (15) y mejor valorado (22), y del que no se hizo esperar la reacción. El polaco habló tras el encuentro para los micrófonos de Movistar Plus, ante los que se mostró particularmente eufórico por el triunfo ante un Martín Carpena a rebosar: "Esta es una victoria muy importante para nosotros y para toda la gente de Málaga. Había 11.000 personas en el pabellón y esto es para ellos".

El alero describió el último cuarto como una de las claves para sostener el partido tras el arreón en el tercero del Real Madrid. "Tuvimos malos minutos. Está claro que ellos pueden jugar muy bien, pero no nos rendimos, luchamos para ganar y eso es lo más importante. Así en los últimos minutos pudimos hacer los tiros libres para llevarnos el partido", espetó.

En la misma línea estuvo Joan Plaza, que recordaba las capacidades del Real Madrid y de paso daba algunos de los detalles trabajados para sacar este triunfo: "Está claro que jugábamos contra el tercer mejor anotador de la Euroliga, el primero en tiros de dos. Aunque nosotros como equipo somos capaces de hacer anotaciones altas algunas veces, debíamos ser capaces de cambiar sus ángulos de tiro, su capacidad de tirar fácil. Han tenido pocos contraataques y nosotros un gran balance defensivo y hemos estado bien en el rebote. Hemos podido correr y en la segunda parte, aunque han reducido el margen, hemos sido valientes, no hemos sido cobardes y pudimos cerrar el partido".

No quedó ahí el balance positivo del técnico en el post partido. "Una de las cosas que debíamos mejorar era que hemos tenido buenos cuartos pero no cerrábamos. Sabíamos que ante un equipo como este saldrían al 100% tras el descanso y jugarían por encima de su capacidad, tirando fácil, y que iban a volver, pero en nuestro haber estaba no facilitárselo", apuntó el técnico, que remachó insistiendo en ese buen trabajo defensivo: "Sabemos que Carroll podía tirar desde lejos y meter, pero debía meter con una mano delante y no ser cobardes en nuestras acciones defensivas, sobre todo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios