Valencia, alfa y omega

  • Mañana se cumple un año del título de la Eurocup; para volver a la Euroliga se cruzan los caminos

El Unicaja celebra la Eurocup. El Unicaja celebra la Eurocup.

El Unicaja celebra la Eurocup. / unicaja b. fotopress

El 5 de abril de 2017 será recordado siempre por los amantes del deporte malagueño. El Unicaja ganó un título y el Málaga consiguió una victoria en Gijón esencial para prolongar un año más su estancia en Primera. Un año después, la situación es bastante diferente en ambos lugares.

Ganar en Valencia permitió la algarabía de un título, un recibimiento que dejó alucinados a los jugadores a las tres de la mañana en el aeropuerto y un paseo triunfal por las calles de Málaga. Antes, se había vivido un terremoto de sensaciones en La Fonteta. A siete minutos del final, el Unicaja perdía por 13 puntos. El aro se cerró para el cuadro taronja y el equipo malagueño encontró aire con un titánico Carlos Suárez sacando del partido a Dubljevic y con triples sensacionales de Dani Díez y Jamar Smith. Fue rematar una obra cumbre tras ganar con factor cancha adverso a Bayern Múnich y Lokomotiv Kuban, que esta temporada han jugado las semifinales de la competición. El equipo ruso está en la final tras acabar invicto todas las fases anteriores.

Dos victorias a favor del Valencia, con un duelo por jugar en La Fonteta aún

Un triunfo que tuvo su calado reabriendo 11 años después las vitrinas de Los Guindos, pero que también permitió beneficios más concretos. Desde ese día el Unicaja supo que iba a jugar la siguiente edición de la Euroliga y pudo planificar con esa certeza. Por ejemplo, aceleró la revisión de contrato de Nemanja Nedovic, que antes del inicio del play off ya estaba renovado.

Ahora la situación es distinta y todo se encamina a, en el mejor de los casos, otro enfrentamiento directo (o indirecto) con el Valencia Básket para volver a la Euroliga. Sólo cabe uno, con permiso del Gran Canaria, el Fuenlabrada o el Morabanc Andorra, que ahora mismo están por encima del Unicaja en la clasificación. El Valencia completa una temporada que incluye el título de la Supercopa, una ACB en la que va cuarto con un balance de 16-9 (14-11 el Unicaja) y una Euroliga en la que marcha un triunfo por detrás (11-18 por 12-17) del club malagueño. Con un presupuesto más alto, también es cierto que ha tenido un diluvio de lesiones. "Hemos tenido más de 200 bajas acumuladas en los más de 50 partidos que tenemos. Es jugar dos ligas muy exigentes de forma paralela. Y el desgaste es brutal", decía el técnico del equipo valenciano, Txus Vidorreta, recientemente. Entonces, esa final perdida sirvió al Valencia de experiencia para completar unos play off fabulosos en los que eliminó a los tres equipos de Euroliga (Barcelona, Baskonia y Madrid) de manera sucesiva para alzar el título de campeón de la ACB, la cima de su historia.

Unicaja y Valencia se miran en la distancia. Para los intereses malagueños seguramente, en la coyuntura actual, sea un duelo directo en cuartos de final con el Valencia Básket y jugarse ahí la plaza en la Euroliga, con el debido respeto para los demás. Quedan nueve jornadas, hay dos victorias de margen para el Valencia y queda un duelo en La Fonteta que determinará el average y seguramente sea determinante para ver quién tiene la ventaja de campo. Valencia parece siempre el alfa y omega.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios