unicaja

El año II de Domas Sabonis

  • El canterano cajista estrena equipo, Indiana Pacers, en su segunda temporada en la mejor liga

Domas Sabonis captura un rebote ante Kyle Korver. Domas Sabonis captura un rebote ante Kyle Korver.

Domas Sabonis captura un rebote ante Kyle Korver. / pacers.com

La próxima madrugada comienza la mejor liga del mundo, la NBA. Normalmente sucedía el último martes de octubre, pero en su afán por mejorar las condiciones de los jugadores se ha ganado una semana más de competición en lugar de una de pretemporada, que ha más corta. Los equipos han jugado cuatro partidos de media. Y allí estarán los dos canteranos del Unicaja que comenzaron el año pasado su aventura en la mejor liga del mundo, Domantas Sabonis y Álex Abrines.

Domas se vio envuelto en uno de los grandes traspasos del verano. Paul George, una de las estrellas de la Liga, all star y campeón olímpico, fue traspasado desde Indiana Pacers a Oklahoma City Thunder. Como parte de la transacción, Domas y Victor Oladipo emigraron hasta Indianápolis. Es un cambio con doble cara para el jugador más joven en vestir la camiseta del Unicaja en partido oficial. Se marcha de un equipo que con los fichajes del citado George y Carmelo Anthony debería estar entre los cuatro mejores equipos de la Liga. Pero los minutos iban a estar caros y en Indiana debería tener más protagonismo, más tiempo en pista. A cambio de unas aspiraciones menos ambiciosas a día de hoy como equipo, aunque con gente joven para crecer.

Indiana ha jugado cuatro partidos de pretemporada. En poco más de 20 minutos en pista, Domas ha promediado 12.3 puntos y 8.3 rebotes por partido. Sabido es que la pretemporada no es una medida fiable en la mejor liga del mundo. Hay tiempo para que los meritorios se ganen el puesto y poco minutaje para los mejores jugadores. La llegada de la competición oficial determinará cuál será el rol de Domas.

El año pasado, en Oklahoma, el canterano cajista fue titular durante el grueso de la temporada, aunque sus minutos en pista bajaron conforme pasó la temporada. Tuvo partidos brillantes, con algún doble doble y con dominio de una suerte en la que no se prodigaba antes de dar el salto a Estados Unidos, el triple.

"Estoy cogiendo mi rol en el equipo, jugamos en transición, con ataques rápidos. Salgo en la segunda unidad, estoy jugando como cuatro y como cinco, se está creando la química", explicaba en una rueda de prensa reciente el tercer hijo de Arvydas, que tuvo un partido brillante contra los Cavaliers, con 17 puntos y siete rebotes ante el subcampeón de la NBA.

Hay una novedad en el empleo, al menos de inicio, que dará su entrenador, Nate McMillan, a Domas. Tiene más situaciones cerca del aro en ataque. "Me gusta jugar cerca de la canasta, es lo que hice más tiempo en mi carrera antes. Tengo que hacerlo más aquí que en Oklahoma y yo me siento muy cómodo", explicaba el lituano de Torremolinos.

El otro canterano cajista, Álex Abrines, ya juega con Oklahoma tras perderse el Eurobásket tras un golpe en la rodilla en el primer partido. Habrá que ver cuál es su rol en un equipo con Westbrook, George y Anthony, tres jugadores con abundante protagonismo ofensivo. En principio tendrá que ganarse minutos desde la segunda/tercera unidad. Pero militará en un equipo que peleará, a priori, por lo máximo después de sus movimientos veraniegos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios