baloncesto selección española

En el año de su vida

  • Díaz dice estar encantado en sus primeros días a las órdenes de Scariolo

Alberto Díaz defiende a Oriol Paulí en un entrenamiento. Alberto Díaz defiende a Oriol Paulí en un entrenamiento.

Alberto Díaz defiende a Oriol Paulí en un entrenamiento. / feb

Casi dos días de trabajo acumula ya la Selección Española en suelo malagueño. Allí bregan Scariolo y su cuerpo técnico con un grupo de dieciséis jóvenes, la mayoría con visos de ser importante en el corto plazo del conjunto nacional.

Muchas de las miradas apuntan a Alberto Díaz. Después de una temporada excepcional con la casaca del Unicaja, el pelirrojo está entre la terna de futuribles que pueden dar un paso más allá y acudir al Eurobásket. Allí se exprime cada día el canterano cajista para absorber todo lo posible de los mecanismos del técnico italiano.

Disfrutando de la experiencia, el base malagueño prefiere congratularse por la convocatoria y no mirar mucho más allá. "Siempre haces balance de cómo ha ido el año, deseando siempre lo mejor, pensando en cosas positivas, pero culminar la temporada de esta manera, estando en la convocatoria de la Selección, es algo inmejorable", dijo el base al departamento de comunicación de la FEB.

Su segundo curso como integrante de la primera plantilla del Unicaja será difícilmente mejorable. Por fondo y forma. El club volvió a ganar un título más de una década después y el jugador consiguió el MVP de la Eurocup, un reconocimiento que nunca había entrado en sus planes. Unos ingredientes, a los que se une su consolidación como base de primer nivel, que hacen que Alberto tenga las mejores palabras de la campaña pasada. "Posiblemente esté siendo el año de mi vida. Espero que haya más así, pero está siendo increíble, importantísimo", dice.

Sergio Scariolo, que aprovecha cada ocasión para halagar sus cualidades, no dudó en alistarlo para esta lista B. "Me llamó Sergio, estuvimos hablando, me comunicó lo que quería. Es algo en lo que siempre piensas pero que no te llegas a creer hasta que llega, y ya te puedes imaginar la felicidad que representa", cuenta el base de la llamada del transalpino.

De la concentración de Benahavís destaca el buen ambiente que hay entre el grupo de jóvenes. "Los veteranos nos acogen muy bien, con gran predisposición, y nos están transmitiendo la filosofía y la manera de trabajar que hay aquí. Creo que es muy bueno tener a estos jugadores. Nos están ayudando a que todo vaya bien", dice en su primera experiencia en la absoluta. A buen seguro, no será la última.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios