unicaja

El asterisco de la Euroliga

  • Aunque existe el compromiso con la ACB de mantener la plaza para el mejor equipo sin licencia, es revisable y en el borrador para la ampliación se verá si continúa ese espacio

Imagen de la última reunión de los clubes de Euroliga. Imagen de la última reunión de los clubes de Euroliga.

Imagen de la última reunión de los clubes de Euroliga. / euroleague

El futuro del baloncesto se juega en la cancha, pero también en los despachos. En esa perenne guerra cainita en la que viven organismos que teóricamente debería velar por el buen funcionamiento del deporte hay muchos pespuntes sueltos. La ACB busca presidente tras la dimisión de Francisco Roca. El que venga tendrá que lidiar con un convenio colectivo nuevo, firmar un contrato de televisión porque finalizan los tres años con Movistar y canalizar el descontento entre clubes poderosos de la ACB.

En un nivel más superior está la guerra entre la Euroliga y la FIBA por el asunto de las ventanas, en el que subyace una pelea por el poder del baloncesto en Europa. Noviembre pasó y por el horizonte asoma febrero. Se da la circunstancia de que un jugador podría jugar en ese mes con su selección y la Copa, la Liga y la competición europea correspondiente con su club. Ambas partes se dan golpes de pecho con los que afirman que ellos son los únicos que están por el diálogo. Y la pelota sigue botando.

El nuevo presidente de la ACB tendrá que lidiar con varios asuntos serios

Hay un aspecto que preocupa en clubes de la ACB y que afecta directamente al Unicaja. La Euroliga estudia su ampliación a 18 clubes. Entraría un club francés. Y el Bayern Múnich está muy bien posicionado para coger la siguiente licencia A que se conceda. El músculo financiero y el nombre del equipo bávaro pesan. También los turcos (no hay que olvidar que los principales patrocinadores de la competición son de ese país) piden una vía de entrada para clubes de su liga.

Cuando comenzó la temporada, Jordi Bertomeu, CEO de la Euroliga, advirtió de que hasta Navidades se harían distintas consultas con los clubes. La pasada semana hubo un encuentro en Barcelona entre los clubes con licencia A. Hay una corriente en el seno de los clubes de Euroliga que aboga por arrebatar la cuarta plaza para la ACB para abrir otros mercados. En esencia, lo que ocurrió para descabalgar al Unicaja. La entrada de Endesa como partner importante ayuda a defenderla.

Esa plaza de la ACB puede ser una pieza de negociación. Como publicó semanas atrás As, la Euroliga ha sugerido a la ACB la posibilidad de fijar en el calendario de la temporada que viene (2018-19) jornadas de la competición que coincidan con las fechas de ventanas. Según el calendario previsto, en la próxima campaña habría partidos de clasificación para el Mundial en septiembre, noviembre y febrero. Todas las ligas nacionales europeas han descansado en esa semana de noviembre.

"Es cierto que dijimos que habría una ampliación, pero no dijimos cómo sería. No veo una ampliación muy grande a corto plazo. Sí que anticipo que no vendrán por las ligas nacionales, es la idea que tenemos y que los clubes han decidido. La tendencia es incrementar las licencias, aumentar las plazas de Eurocup, e incluso reducir las plazas de Ligas nacionales", decía Bertomeu hace un par de meses. En esa última frase hay mucha miga. Existe un compromiso entre Euroliga y ACB, pero siempre revisable por el board de la competición. Entre marzo y abril habrá un borrador de la nueva ampliación, que se botará por los clubes. Y ahí si verá si la ACB conserva esa plaza para el mejor equipo sin licencia A en la competición. Una tarea más para el nuevo presidente. Y una incógnita para los equipos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios