unicaja

El baile del alero

  • Waczynski, Dani Díez y Milosavljevic pelean para posicionarse de cara el 'play off'

  • El serbio tiene contrato, sobre el polaco y el madrileño hay opciones del club para que continúen

Dani Díez suelta una bandeja en el partido ante el Retabet Bilbao. Dani Díez suelta una bandeja en el partido ante el Retabet Bilbao.

Dani Díez suelta una bandeja en el partido ante el Retabet Bilbao. / acb photo / mariano pozo

La de alero es una posición bien cubierta en el Unicaja. Tres jugadores con perfiles distintos, virtudes y defectos complementarios. Su convivencia seguramente ha impedido ver una gran versión de Adam Waczynski, Dragan Milosavljevic y Dani Díez por separado, pero no ha cojeado nunca la posición, siempre ha habido alguien de guardia. El serbio y el madrileño se han perdido 12 partidos cada uno de los 62 que lleva ya el equipo. El polaco, sólo tres. Seguramente se esperaba más de Milosavljevic, pero su readaptación tras ser capitán general en Partizan y Alba Berlín le ha costado. "Sea yo o el entrenador que venga, se disfrutará de un jugador muy importante para los próximos años", decía Joan Plaza hace unas semanas sobre Gagi.

"Nos llevamos muy bien entre los tres, competimos en todos los entrenamientos para ganar minutos y confianza. Es sana la pelea por esos minutos. Hay menos hueco, había mucha carga de partidos y somos tres jugadores en un puesto, yo intento dar el máximo, pero estar los tres te hace estar más concentrado cada vez que sales a jugar. Tienes menos oportunidades que otros compañeros y lo que te dan lo tienes que aprovechar a tope", dice Dani Díez, que completó un gran arranque de partido ante el Bilbao. Es sensación compartida entre los otros dos aleros. Preferirían más minutaje, pero saben que la competencia que tienen les hace mejorar.

Nos llevamos muy bien los tres, pero todos los minutos que te dan hay que aprovecharlos

Waczynski juega 18 minutos por partido, 16 Milosavljevic y 14 de Dani Díez. Suman algo más de 48 minutos por los 27 partidos que se han perdido entre los tres. El protagonismo se va rotando entre los tres. Por ejemplo, ante el Bilbao todos completaron buenas actuaciones. Díez ofrece asegurar el rebote y el tiro, Waczynski abrir el campo y puntería, Milosavljevic más capacidad para atacar el aro en penetración y para defender a rivales distintos. No es quizá la versión que se esperaba cuando se le fichó, pero la creencia en el club es que puede multiplicar su rendimiento tras un curso de adaptación. Sumando las medias de los tres alcanzan 19.8 puntos, 6.9 rebotes y 19 de valoración. Sólo Milosavljevic tiene parcial negativo (-1) cuando él está en pista. Díez puede jugar de cuatro y Waczynski o Milosavljevic de dos, pero no se ha profundizado demasiado este año en ello, sólo ha sido de manera puntual.

La perspectiva es que los tres jugadores puedan seguir la próxima temporada. Milosavljevic tiene contrato garantizado y con Dani Díez y Waczynski el club posee opciones. "Lo ideal sería seguir con 10 de los 13", deseaba Joan Plaza recientemente en Zona Verde cuando exponía su idea de equipo para la próxima temporada aunque todavía no sepa con certeza si va a continuar.

"Tengo la suerte de cumplir mi tercer año en el Unicaja. Me quiero quedar aquí, estar lo más cómodo posible. Hay una opción de un año más del club. Se hablará cuando se tenga que hablar, pero mi idea es seguir, claro", asegura Dani Díez. También Waczynski tiene en la cabeza continuar en Málaga. Así que el baile del alero puede prolongarse la próxima temporada. De momento, los tres intentan ponérselo difícil a Plaza, al que le gusta alternar opciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios