La brecha en el rebote ofensivo

Zeljko Obradovic lamenta una acción durante el choque. Zeljko Obradovic lamenta una acción durante el choque.

Zeljko Obradovic lamenta una acción durante el choque. / javier albiñana

Se esperaba un Zeljko Obradovic con la misma intensidad que en la banda, pero el poso de la Euroliga pasada parece haberle dado un poco más de poso para afrontar las derrotas. Eso y estar aún en la primera jornada, quedando una carrera de largo aliento en la que ir puliendo errores. "Ha sido el partido que nosotros esperábamos en la previa", comentó en primera instancia el preparador.

Destacó el entrenador serbio la versión coral cajista en esta primera fecha y sobre todo la diferencia existente en las capturas en el aro ajeno, que dieron al Unicaja segundas oportunidades que fueron decisivas cuando marró algunos lanzamientos: "Hizo una presión en todo el campo, todos los jugadores fueron al rebote ofensivo y ellos consiguieron lanzar 67 veces al aro y nosotros solo 51. Con esta diferencia en imposible", comentó el de Cacak.

Alabó el técnico el saber estar de los cajistas cuando el partido se empinó y también reconoció un aviso que mandó a sus jugadores para futuras ocasiones. "Unicaja jugó muy bien, muy maduro. Hablé con mis jugadores y les dije que el Unicaja debía jugar con la misma motivación con la que juegan nuestros rivales", remachó Zeljko Obradovic.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios